Cuatro exposiciones para un festival

Esteban Bernal, en el Museo de la Ciudad junto a una de sus obras expuestas. :: javier carrión/agm/
Esteban Bernal, en el Museo de la Ciudad junto a una de sus obras expuestas. :: javier carrión/agm

Jean Laurent, Gaya, Esteban Bernal y María Luján, juntos en el certamen de folclore en el Mediterráneo

PEDRO SOLERMURCIA

Desde la añejas fotografías de Jean Laurent, en torno a 1870, a la atracción que Ramón Gaya siempre sintió por los temas huertanos; y desde la estampa más variada sobre la comida tradicional murciana a un recorrido por los faros marinos, que «como luciérnagas de piedras nos atraen y nos guían en la oscuridad de la noche». Es el anuncio de las cuatro exposiciones, que se inauguran, con motivo de la celebración del Festival Internacional de Folclore en el Mediterráneo, que hoy inicia sus actividades. «Es un modo -explica el director del festival, Manuel Fernández-Delgado Cerdá- de acercarnos a una Murcia irreconocible e inolvidable, gracias a espléndidas fotografías ; y, también, de reunir ciertas obras de Gaya, muy llamativas y entrañables. A estos dos autores, que podríamos definir como clásicos, unimos las fotografías de María Luján, que nos va descubriendo la riqueza que encierra la tradición culinaria en la Región de Murcia; y la serie de Esteban Bernal sobre faros, una visión muy personal, muy emocionante, de lo que representan estos puntos de atención en las costas del Mediterráneo». Así, pues, la huerta, el folclore, las tradiciones y el Mediterráneo ocupan estas exposiciones, «con atrayente variedad y calidad, como para ser partícipes de una celebración, como es el festival, a punto de cumplir medio siglo de vida», remata Fernández-Delgado.

Hoy

'La huerta en la pintura y la escritura de Ramón Gaya': 12.00 horas, en el Museo Gaya.

'La comida tradicional en Murcia, como patrimonio cultural', de María Luján: 19.00 horas, en Los Molinos del Río.

'Faros de papel', de Esteban Bernal: 20.00 horas, en el Museo de la Ciudad.

Mañana

'La huerta vista por Jean Laurent': 12.00 horas, en el Museo Gaya.

La exposición 'La huerta en la pintura y la escritura de Ramón Gaya' se inaugura a las doce de esta mañana, en el museo que lleva el nombre del pintor, ubicado en la Plaza de Santa Catalina. La muestra incluye una serie de obras, realizadas desde finales de los setenta, en las que Gaya recogió, principalmente, momentos en la trayectoria de los habitantes de la huerta, aunque se presentan otros cuadros, que son un claro homenaje a importantes pintores murcianos, que también encontraron en la huerta un profundo motivo de atracción. Gaya confesó en no pocos de sus textos el respeto y la emoción que le provocaban la propia huerta y las escenas huertanas. Por esto, eran frecuentes sus incursiones sin rumbo por senderos y carriles, armado de los útiles necesarios, para pintar, en directo, limoneros y nispereros o el curso de los brazales.

En uno de sus escritos afirmaba: «El buen murciano se asomaba a los huertos con cierta respetuosidad, solía pedir permiso -un permiso que tenía concedido de antemano-, dar las buenas tardes y adentrarse por los caminicos y las sendicas, junto a un agua diminuta, estrechada, canalizada, que regaba, que regaría un rincón de alhelíes o de lechugas, refrescando, de paso, la base de un nisperero».

La exposición 'La comida tradicional en Murcia, como patrimonio cultural', se inaugura a la siete de esta tarde en la Sala Caballerizas de Los Molinos del Río. Son ochenta y tres fotografías, realizadas entre 2006 y 2014 por María Luján (Cartagena, 1979). Ganadora del primer premio del concurso de fotografía 'Murcia etnografía y tradiciones', en su octava edición, María asegura que su principal objetivo con esta serie fotográfica ha sido «recoger el valor cultural de nuestros ritos gastronómicos y las manifestaciones culinarias más representativas de la Región, porque constituyen una fuente de información y de turismo para la investigación y difusión de las tradiciones».

La exposición es un amplio repaso por los más diversos rincones y escenas gastronómicas, como «un recorrido por los productos que ofrecen los mercados tradicionales, la materialización de recetas y el momento de agasajo a los conciudadanos». Carne asada, pescado, olla gitana, olla de cerdo, buñuelos de bacalao, trigo, multitud de arroces, rollicos de anís, tortadas de merengue, castañas asadas, arrope, huesos de santo&hellip son algunos de los platos y postres, que conforman este universo culinario regional.

'Faros de papel' -treinta obras distribuidas en dos salas- de Esteban Bernal, se inaugura a las ocho de esta tarde, en el Museo de la Ciudad. En una de las salas se ha montado una instalación, en la que aparece la escultura de un barco, de más de tres metros de largo, en pleno naufragio, que se sumerge en un mar de plásticos de colores. En la otra sala, se presentan las restantes obras, realizadas en acrílico sobre papel, entre las que se incluyen textos seleccionados por Soren Peñalver.

Atracción

Afirma el pintor que los faros marinos siempre han sido para él «un polo de atracción enorme. Cuando hago algún viaje por las costas, si en la silueta del horizonte aparece algún faro, me voy hacia él, como si un imán me atrajese. Voy a verlo, porque en él encuentro la unión de lo que es la arquitectura con el mar y la luz». Y añade que «también son espacios en los que me encuentro cómodo trabajando», pero reconoce que «como son tan parecidos, corro el peligro de caer con mucha facilidad en la rutina temática; y ahí, te ahogas». Es lo que le obliga a «dar un paso más, a la hora de investigar, crear y recrearme en lo que estoy haciendo».

'La huerta vista por Jeant Laurent' se inaugura mañana, a las doce, en el Museo Gaya. Las fotografías realizadas por los enviados del estudio que regentaba en Madrid el famoso fotógrafo, entre los años sesenta y setenta del XIX, son una descripción amplia y emotiva de cómo era la vida en la capital, en la huerta y en otros municipios de la Región. Son fotografías que, aunque con cierta artificialidad y «una innegable intencionalidad comercial» -asegura Pablo Jiménez Díaz-, han marcado un momento preciso y sirven para contemplar palacios y enclaves que ya no existen -Huerto de las Bombas, el Contraste&hellip- y la relación entre ciudad y huerta. Junto a emotivas vistas de una Murcia todavía reducida, de una catedral plena de majestuosidad, del Segura lleno de simple naturaleza, la 'escuela Laurent' también obtuvo panorámicas impresionantes del Arsenal cartagenero y de la ruina del pantano de Puentes. Lo que ahora nos atrae es esa relación folclórica entre ciudad y huerta, que muestra la plaza de San Pedro ocupada por carretas tiradas por bueyes, y los huertanos ataviados con su mejores galas que van a la ciudad o vuelven, recorriendo los carriles de la huerta, ataviados con sus más lustrosas vestimentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos