Solo la sombra es cierta

Solo la sombra es cierta

MARA MIRA

Leyendo 'Peter Pan' podemos descubrir que un hombre sin sombra es un muerto que vaga por el mundo sin saberlo. La imagen perversa que nos sacude es aquella de Wendy intentado coser la sombra de Peter a sus zapatos. Su amantísimo propósito se torna tarea imposible: Peter trasiega y vuela por un mundo sin retorno. Viendo la exposición de la que les hablo se puede llegar a sentir ese ímpetu de Wendy intentado asir lo que no es. Les aseguro que al entrar al espacio negro como una cueva del Lab me sacudió un latigazo de olor a tierra húmeda. También, por momentos, creí oir el rumor de las copas de los árboles mecidas por los vientos alisios. Seguramente nada de esto me hubiera ocurrido si hubiera allí colgados cuadros o fotografías realistas. La evidencia de la mirada hubiera socavado cualquier intento de vuelo en la imaginación. Pero no. En la sala, ordenadas cartesianamente, encontrarán unas doscientas reproducciones de sombras de árboles y media docena de bellísimos dibujos de hojas y ramas. Es sencillo perderse en este bosque evocador de dibujos en blanco y negro. A ese reto se entrega la joven Ester Travel, primera artista en abrir la nueva tanda de exposiciones del Instituto de la Juventud este verano.

La audaz Travel vuelve al origen de la pintura, a aquel momento que describe Plinio el Viejo en su libro 'Historia Natural', en el que cuenta cómo la primera pintura la ideó una mujer al dibujar la sombra de su amado sobre una pared. La joven amante intentaba mitigar el dolor de su futura ausencia silueteando, con un carbón, su sombra proyectada por el pálpito de la trémula luz de una hoguera. Con la enjundia con la que los filósofos tratan de explicar el mundo, también en Grecia encontramos casos como el de Platón, quien en su libro 'La República', al describir el 'Mito de la Caverna', escribía que la sapiencia adquirida por la contemplación de las sombras debe identificarse con la fiabilidad del conocimiento que solo proporciona la imaginación. Solo el intrépido que recorre la caverna hacia la salida para bañarse con la luz del sol puede alcanzar el conocimiento verdadero.

Efectivamente, la ciencia ha demostrado que permanecer preso en un cubículo físico o mental resta posibilidades al entendimiento, pero a veces la carencia de datos abre puertas que aligeran la imaginación más allá de lo real. Esa chispa es la que estalla en esta muestra en la que Travel nos remite a Johann C. Lavater -fundador de la fisionomía y artista de hermosos perfiles en cartón negro- para decirnos que la sombra es la más fiel de las imágenes, pues constituye una huella directa de la naturaleza. Al ver estos dibujos descubrimos que lo transitorio pero real es la eternidad de la luz sobre las cosas.

 

Fotos

Vídeos