Los cuidadores familiares de dependientes dados de alta en Seguridad Social casi se triplican en Murcia

Una mujer ayuda a una anciana./Javier Martín
Una mujer ayuda a una anciana. / Javier Martín

El aumento se produce tras entrar en vigor en abril el decreto ley por el que Estado pasa a asumir las cuotas

EFEMurcia

El número de cuidadores no profesionales de dependientes dados de alta en la Seguridad Social se casi se triplicó en la Región desde que entró en vigor en abril el decreto ley por el que Estado pasa a asumir las cuotas. En Murcia eran 409, pero desde entonces se sucribieron 730 nuevos convenios, lo que eleva el total a 1.139.

Según datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, en todo el país hasta el 1 de abril -cuando se empezó a aplicar el decreto- 7.004 cuidadores no profesionales se pagaban la cotización. A partir de esa fecha y hasta el 8 de mayo se incorporaron 9.586, por lo que ascienden a 16.590 el total de cuidadores familiares registrados en la Seguridad Social y cuyas cuotas asume el Estado.

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor número de cuidadores no profesionales dados de alta (3.381), seguida de Valencia (2.194) y Cataluña (1.726). La que menos tiene es La Rioja (93). Actualmente, hay 411.165 dependientes que reciben la prestación de cuidados familiares, aunque solo cotizan 16.590 de esos cuidadores.

En total, hay 1.321.994 personas beneficiarias con derecho a prestación, aunque son 1.070.100 las personas que la reciben, el resto -251.894- se mantienen en lista de espera. Con el decreto de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, el Gobierno recuperó la financiación por parte de la Administración General del Estado de las cuotas a la Seguridad Social derivadas de los convenios especiales que pueden suscribir las personas cuidadoras no profesionales de dependientes.

Ello supone que, en el marco del reconocimiento de una prestación económica para cuidados en el entorno familiar, las personas que acrediten la condición de cuidador no profesional y que cumplan las condiciones establecidas en el convenio especial, podrán suscribirlo sin coste alguno, ya que asume el Imserso el pago de las cuotas.