Mariano Menor: «Corvera tiene más tráfico de lo que habíamos previsto»

Mariano Menor posa junto a la zona de estacionamiento de aviones, en una jornada movida en el aeropuerto de Corvera. / VICENTE VICÉNS / AGM
Mariano Menor posa junto a la zona de estacionamiento de aviones, en una jornada movida en el aeropuerto de Corvera. / VICENTE VICÉNS / AGM

El director general de la concesionaria del aeropuerto asegura que «este ejercicio vamos a superar el millón de pasajeros. Si San Javier siguiera abierto, tendría ahora menos vuelos»

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Ha llevado la dirección y gestión operativa de grandes aeropuertos españoles -Madrid, Palma, Málaga, Gran Canaria, Valencia y Alicante-, ha colaborado como experto con la Organización de Aviación Civil Internacional, y ha sido condecorado por el Consejo de Ministros. Mariano Menor (Yecla, 1959), lleva casi toda su vida profesional en Aena y le ha tocado pilotar una operación inédita: cerrar un aeropuerto para abrir otro en tiempo real y en 24 horas. En Corvera ha recalado como director general de la primera concesionaria que tiene Aena en España. Su misión es hacer rentable un aeropuerto con una conflictiva gestación y que todo el mundo mira con lupa. Ofrece una visión distinta a la percepción que existe, y asegura que se está cumpliendo el plan de negocios, pese a que haya 107.000 pasajeros menos de los que tuvo San Javier el año pasado. Expone los argumentos y los datos en una jornada intensa en Corvera, con 16 vuelos programados y 450 trabajadores en plena actividad.

-Después de ocho meses de funcionamiento, ¿responde el aeropuerto a las expectativas?

-Desde el punto de vista técnico, sí. El año pasado se hizo un trabajo muy duro e importante, con cierta dificultad porque no se había hecho antes algo parecido. Este año quedaba por afinar la puesta a punto, que ha sido bastante placentera. La clave está en el trabajo técnico previo. Echamos el resto para cumplir la fecha de inauguración y fue todo un éxito. Y el tráfico, depende del punto de vista desde el que se mire...

-¿Existe frustración o desilusión por la pérdida de 107.000 pasajeros en lo que va de año?

-Aena presentó la oferta y su plan de negocio con mucho rigor. La parte de los costes se hizo muy ajustada porque conocíamos la infraestructura y tenemos mucha experiencia. La incógnita era el tráfico, que es lo que genera los ingresos. Hicimos una oferta real. Teníamos información de que ciertas compañías iban a reducir rutas. Eran decisiones internas, con independencia de la apertura de Corvera. Eran rutas que se habrían quitado sí o sí.

-¿Qué rutas y compañías?

-La ruta de British Airways, y la reducción de otras que operaban Jet2 y Ryanair. Junto a eso, había cierto riesgo por el propio cambio (de aeropuerto), ya que teníamos algunas dudas de cómo iban a responder las aerolíneas que estaban operando bien desde hace muchos años en San Javier. Y ahí es donde nos hemos volcado para minimizar ese riesgo. Después de estos meses, podemos afirmar que no se ha perdido ninguna ruta como consecuencia del cambio. Todo esto lleva consigo que la previsión de tráfico que hizo Aena fue inferior a la de San Javier. Y así lo comunicamos en su momento. A estas alturas de curso, los números nos indican que estamos en torno a un 10% por debajo de lo que tenía San Javier, y por encima de un 10% de nuestras previsiones. Con lo cual... El titular de que tenemos menos tráfico que San Javier es cierto, pero creo que si San Javier siguiera abierto tendría menos tráfico del que tenemos ahora. Hay rutas que se han incorporado como consecuencia de la apertura. ¿Esto nos conforma? No. Una vez que la infraestructura está funcionando tenemos que trabajar todos para que el tráfico aumente como consecuencia de que el destino se vende y tiene éxito. Resumiendo, desde el punto técnico, muy contentos. Y en cuanto al tráfico, estamos superando las expectativas que teníamos.

Vuelos con alta ocupación

-¿Por qué se quitaron esas rutas?

-No tiene nada que ver con el destino, ya que esas rutas estaban funcionando muy bien y con unos coeficientes de ocupación muy elevados. Se debe simplemente a la reorganización interna de las compañías. Algunas están pasando ciertas dificultades por las condiciones del entorno. Cuando abrimos el aeropuerto sabíamos qué rutas iban a dejar de operar, pero no cuántas se iban a incorporar. El ajuste de los datos lo tenemos ahora.

-¿Cuesta llenar este aeropuerto?

-No es que cueste llenarlo, es que es un aeropuerto con mucha capacidad, y eso tiene sus pros y contras. Por un lado, hay muchísimo espacio todavía; y por otro lado podemos trabajar durante bastantes años sin pensar en una ampliación.

-Una cosa es el balance anual de explotación del aeropuerto, y otra distinta que genere beneficios.

-Estamos cumpliendo el plan de negocio y tenemos muy controlados los gastos e ingresos. Este tipo de concesiones se ve en su conjunto a los 25 años. Se empieza no equilibrando cuentas, como es lógico. Hay que ir viendo que cada año salgan las cuentas adelante para que esto acabe siendo una concesión que dé cierto margen de rentabilidad.

«Los gastos son por ahora mayores que los ingresos, pero las cuentas son un 10% mejores de lo previsto»

«Sabíamos que se iban a reducir algunas rutas, pero hay otros vuelos nacionales que se han incorporado con éxito»

-¿Ahora le cuesta dinero a Aena?

-Si su pregunta es si los ingresos son inferiores a los gastos, la respuesta es que sí.

-¿Cuánto?

-Son inferiores. Pero como estamos en tráfico por encima de lo previsto, nuestras cuentas son bastante mejores de lo que marcaba el plan de negocios.

-¿Cuándo empezarán a pagarle el canon al Gobierno regional?

-En cuanto pasemos de un millón de pasajeros. Si la cosa sigue como hasta ahora, será este año. Se le abonará a la Comunidad 0,84 euros por pasajero. O sea, 840.000 euros y pico. Se paga desde el primer pasajero, y esperamos superar del millón.

-Corvera está más alejado de la costa. ¿Han recibido alguna queja de los pasajeros por este motivo?

-Hemos realizado encuestas entre los pasajeros para mejorar la calidad del aeropuerto. Y la apreciación es muy alta. No preguntamos específicamente por este tema, y no hemos tenido ninguna queja al respecto. Aunque al principio teníamos alguna duda sobre si la ubicación podía influir o no, lo cierto es que no se ha notado, una vez analizados los coeficientes de ocupación. Y si lo ha hecho, ha sido de forma casi inapreciable. Los aviones siguen teniendo la misma ocupación que había el año pasado en San Javier, por encima del 90% en todas las rutas, y eso es casi un lleno técnico.

-A los usuarios de La Manga, del Mar Menor y de Torrevieja les cuesta más llegar.

-Posiblemente sí, pero no se nota en los aviones ni en el número de pasajeros que vienen, que sería el elemento clave que nos podría encender alguna que otra alarma.

-¿Qué opinan los pasajeros encuestados sobre el nuevo aeropuerto?

-Están saliendo unos valores muy altos sobre la calidad de las instalaciones, más que la media de los aeropuertos españoles. Recibimos alguna sugerencia o queja cuando aún no teníamos toda la restauración en marcha, que ha durado algo más de lo que hubiéramos querido.

-La pregunta recurrente. ¿Por qué el aeropuerto de Alicante sí crece en pasajeros, pero Corvera no?

-La pregunta recurrente también tiene una respuesta casi recurrente. Los aeropuertos son un fiel reflejo del destino y de la zona a la que sirven, y lo que tenemos que hacer para que este aeropuerto crezca es trabajar conjuntamente para que el destino también crezca. Esa es la clave. Eso lo estamos haciendo con promoción, cuidándolo y vendiéndolo en todos los foros. Esa misión nos compete a todos. El destino está formado por un conjunto de intervinientes, por llamarlo de alguna manera, formado por el Gobierno autónomo, el sector empresarial, que también es muy importante porque es el que monta los hoteles y negocios, y nosotros como puerta de entrada. La promoción es completa cuando existe un único mensaje, lo diga quien lo diga. Eso ayuda realmente a convencer a las compañías aéreas de que volar aquí es un buen negocio. Estamos teniendo resultados con las nuevas rutas a Oviedo por parte de Volotea, que es un éxito, y con Palma. Se acaba a anunciar el vuelo con Gran Canaria, que conectará la Región con todas las islas, y viceversa. Binter es una compañía muy afianzada en Canarias y quiere crecer y conectarse con cuatro o cinco puntos de la Península, y uno de ellos es el nuestro.

-¿Madrid y Barcelona lo ve más complicado?

-Se sigue trabajando. Las compañías lo ponen complicado y nos dicen que los números no les salen, sobre todo Madrid. Barcelona es otra cosa. En no mucho tiempo creo que podemos tener una ruta con Barcelona. Intentaremos que sea este año, pero posiblemente será el siguiente. Se está analizando profundamente con Vueling y tengo esperanzas. En cuanto llegue el AVE a Murcia, la conexión con Madrid será una ruta complicada de mantener en términos de rentabilidad. Es lo que nos transmiten las compañías.

«Tendremos un vuelo con Barcelona; y el verano que viene habrá buenas sorpresas con ampliación de rutas»

«Al principio tuvimos dudas por la ubicación del aeropuerto, pero no se ha notado y los aviones van casi llenos»

-¿Piden dinero por operar; algunas contraprestaciones?

-A nosotros no nos piden dinero. No lo podemos dar. Las ayudas están tremendamente reguladas y no existe posibilidad. Hay campañas de marketing que hace la Comunidad, y nosotros también tenemos algunos incentivos, pero todo dentro de la legalidad. Al final, la clave está en que la ruta sea rentable.

El 'pique' con Alicante

-¿Le quita Alicante tráfico a Corvera? O por el contrario, ¿Corvera puede restarle usuarios a Alicante, considerando que más del 20% de los pasajeros son de la Región?

-No se trata de que unos u otros se quiten vuelos, sino de tener un aeropuerto que sea capaz de atender las necesidades del área a la que sirve. La capacidad hotelera de la provincia vecina es muchísimo mayor que la nuestra y eso genera el volumen de tráfico que tiene Alicante. Podíamos hablar exactamente igual de Mallorca. ¿Alguien puede pensar que Mallorca es lo que es como consecuencia de su aeropuerto? Justamente al revés. El aeropuerto de Palma ha crecido tanto porque el destino Mallorca es puntero a nivel mundial.

-¿Cómo va la promoción de la zona industrial y de servicios del aeropuerto? ¿Tienen demanda? ¿Está parada?

-Parado no hay nada. Hacemos análisis para empezar a comercializar la zona de actividad complementaria. Es muy propicia para las empresas de placas solares y alguna que otra industria que se pueda atraer.

-¿Qué previsiones hay para las campañas de este invierno y del próximo verano?

-La primera foto la tendremos a final de este mes. Hay ciertas nubes en el horizonte, no solamente nuestras. Existe una serie de condicionantes, como la ralentización de la economía y los precios del crudo, que impactan muy directamente en los costes. Hay destinos como Turquía y Egipto que están recuperando parte del tráfico que perdieron, y eso también se nota. Me tiene un poco preocupado los problemas que hubo con un modelo de avión muy popular, ya que si faltan aparatos habrá que reestructurar rutas. Me refiero al Boeing 737 Max, que sigue en tierra. Si las compañías no reciben los aviones que habían pedido, no podrán hacer frente a las rutas previstas. El 'Brexit' tampoco ayuda. En cuanto al próximo verano, habrá un incremento muy importante de alguna compañía que ya está operando aquí. Dejémoslo ahí, porque es algo que les gusta anunciar a las propias aerolíneas. Vamos a tener buenas sorpresas para el año que viene.

-Más del 90% del tráfico de Corvera es turístico. ¿Está más expuesto que otros aeropuertos a los vaivenes de este sector?

-Al tener una componente turística alta, claro que sí. Pero casi todos los aeropuerto españoles están igual, incluidos los 'hub' de Madrid y Barcelona. Un problema económico mundial, que esperemos que no se produzca, nos afectaría a todos.

-¿Por qué cierra el aeropuerto a las 11 de la noche?

-Técnicamente puede operar las 24 horas. Nuestro horario operativo está ajustado a las necesidades de las propias compañías. Tenemos un horario fijo con una ampliación de una hora para asumir vuelos que vienen con cierto retraso. Si con el paso el tiempo tuviéramos una demanda nocturna importante, aumentaríamos la plantilla.

-Hubo vuelos del Reino Unido que se desviaron a Alicante.

-Se produjeron dos casos en ocho meses, por circunstancias en otros aeropuertos. Aquí tenemos una hora de ampliación para asumir retrasos. A partir de ahí, no se puede abrir para un vuelo esporádico porque necesitaríamos incrementar un tercio toda la plantilla.

Recuperar los 182 millones

-El Gobierno regional tendrá mucho interés en recuperar los 182 millones de puso por el aval cuando se frustró el contrato con la anterior concesionaria.

-Tenemos una magnífica relación con la Comunidad. Ellos tienen tanto interés como nosotros en que las cuentas vayan muy bien. Lo del préstamo no lo sé. Nuestra oferta tiene unos pagos que hacer y si el invierno se presenta como esperamos, vamos a terminar el año con un millón y pico alto de pasajeros.

«La capacidad hotelera de Alicante es muchísimo mayor y eso genera su volumen tráfico; como Mallorca»

«Somos la puerta de entrada para progresar; lo otro sería tirar piedras al propio tejado»

-Aena dijo hace años, en un informe interno, que este aeropuerto no era rentable.

-Desconozco ese informe, pero era difícil que hubiera dos aeropuertos abiertos. Con uno solo, nuestras cuentas salen.

-Persiste la percepción y creencia en parte de la sociedad de que este aeropuerto no era necesario.

-No conozco esa percepción. Haber acercado físicamente este aeropuerto a la ciudad de Murcia es importante y creo que la percepción ha cambiado. Es un aeropuerto pensado para el futuro. Este es un proceso largo. El destino Región de Murcia hará de este aeropuerto su puerta de entrada si realmente queremos progresar. Lo otro sería como tirarnos piedras a nuestro propio tejado.

-Usted participó en la gestación de Corvera, regresó a Aena y ahora ha vuelto para gestionarlo. Un salto en el tiempo.

-Exactamente. San Javier ha cumplido un papel magnífico, pero hemos cambiado un aeropuerto que tenía ciertas limitaciones de capacidad y desarrollo, por otro que no tiene ninguna limitación. Esto es una apuesta de futuro. No lo decidió Aena. Lo único que hicimos fue presentarnos a un concurso y nuestra misión es hacerlo, entre todos, lo mejor de lo que seamos capaces.