«Entre Corvera y Alicante, iré al más barato»

Los pasajeros del vuelo con destino a Mánchester se despiden anoche mientras subían al avión. / PABLO SÁNCHEZ/ AGM

Los últimos pasajeros de San Javier, del vuelo con Mánchester de Ryanair, ven «una complicación» el cambio de aeropuerto

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

«Co-orr-ver-ha», repetía ayer Julia Crawford, para memorizar el nombre de su próximo destino cuando quiera volver a la Región. «Sí, volveré. Ya es la quinta vez que vengo», aseguró nada más dejar, con todo su pesar, su alojamiento vacacional en La Torre Golf Resort para volar de vuelta a Mánchester en el último avión que despegaba anoche desde San Javier. El panel negro de salidas indicaba para las 20.15 el despegue del vuelo FR 4117 con 176 pasajeros, una alta ocupación, ya que el avión de Ryanair cuenta con 189 plazas.

A Julie Mallone, que viajaba de vuelta a Mánchester con su hija Jane y su nieta recién nacida, Isabella, le divertía formar parte del último pasaje en la historia de San Javier. «Llevo 16 años volando aquí y esto se veía venir, aunque es triste», comentaba la joven abuela, que en invierno viaja a San Javier «porque el aeropuerto de Almería está cerrado hasta la primavera».

El cambio de terminal ha llegado a los oídos de los pasajeros británicos, aunque la mayoría no parecen interesados en conocer en profundidad las razones. «¿Political situation?», pregunta de forma retórica Keith Goodwin, quien veranea de forma asidua en Villamartín, la urbanización del sur de Alicante. Sobre el traslado de los vuelos, cree que «es triste porque he venido muchas veces por San Javier pero no lo veo una complicación para mí porque, entre Corvera y Alicante, iré al que sea más barato».

En la sala de Llegadas, el último pasaje de San Javier -120 turistas del vuelo de Ryanair- llega con una sonrisa como la de Paul Athin, con esperanzas de ver amanecer mañana un radiante sol sobre el mar. «Me gusta venir a Torrevieja, donde tengo mi casa desde hace 16 años. San Javier era perfecto porque mi novia vive en La Manga, pero a mí no me compensa ir a Corvera», explica el viajero. Está decidido a realizar sus próximos vuelos desde Alicante, «igual que otros muchos ingleses que conozco de la zona de Torrevieja y La Zenia». «Muchos van a cambiar a Alicante porque aquí son 40 minutos más de recorrido», afirma Paul.

Para Gerald Owens, en cambio, coger el próximo lunes el avión de vuelta a Mánchester en Corvera le viene de perlas, ya que piensa pasar los próximos seis días bajo el sol de La Torre Golf Resort.

Más información