El SMS convocará 5.326 plazas para rebajar hasta el 8% la tasa de interinidad

El consejero de Salud, Manuel Villegas, y la consejera portavoz, Noelia Arroyo. / Juan Carlos Caval / AGM
El consejero de Salud, Manuel Villegas, y la consejera portavoz, Noelia Arroyo. / Juan Carlos Caval / AGM

Salud quiere cubrir también especialidades que arrastran un grave déficit de facultativos, como Anatomía Patológica, Otorrino y Dermatología

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

La gran bolsa de interinos que el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha ido engordando durante los años de ajustes se reducirá drásticamente con la próxima convocatoria de plazas de la oferta pública de empleo de 2017 y 2018 y el Plan de Estabilización de Empleo Temporal (PEET), que suman 5.326 plazas, la mayor oferta laboral sanitaria de la historia de la Comunidad.

La oferta, que ya ha sido negociada en Mesa Sectorial de Sanidad y aprobada por el Consejo de Administración del SMS, supondrá que miles de interinos del SMS puedan convertirse en personal estatutario fijo tras el proceso de estabilización en el empleo, que persigue rebajar hasta el 8% la tasa de empleo temporal sanitario. Aunque buena parte de los empleos serán copados por personal que ya trabaja para el SMS, la convocatoria está abierta a cualquier aspirante. De hecho, la Consejería de Salud confía en atraer hasta la Región a facultativos de otras comunidades de especialidades que acusan un déficit de personal grave, y que ni siquiera permite sustituir las vacantes durante los turnos de vacaciones, como es el caso de Anatomía Patológica, Otorrinolaringología, Dermatología, Pediatría de Atención Primaria, Pediatría de la UCI, Neonatología y Medicina Familiar.

En cifras

4.272
plazas corresponden al plan extraordinario de estabilización de empleo temporal, 520 corresponden a la oferta de empleo de 2017 y 534 de 2018.
4.070
plazas corresponden a personal sanitario, y 1.256 al no sanitario. 1.225 plazas se ofertarán para médicos, 1.125 para enfermeros, 1.155 para auxiliares de enfermería y 564 para celadores.
252
plazas están reservadas para personas con discapacidad física y otras 48, para personas con discapacidad intelectual.
40%
La experiencia previa y los méritos tendrán un peso del 40% sobre la nota final.

La oferta de empleo público incluye 4.070 plazas de sanitarios y 1.256 de personal no sanitario correspondientes a 108 categorías. La convocatoria incluirá 1.225 plazas de personal médico; 1.125 plazas de personal de enfermería; 1.155 plazas de personal de auxiliar de enfermería; y 564 plazas de celadores. La convocatoria contempla las 520 plazas de la oferta de empleo público de 2017 acumuladas, 534 de 2018 y las 4.272 de la oferta extraordinaria de estabilización, y que responden al plan estatal para rebajar las tasas de temporalidad en el empleo sanitario. «Se trata de la mayor oferta de empleo en Salud de toda la historia», destacó ayer el consejero de Salud, Manuel Villegas, quien remarcó que el objetivo final es «mejorar la calidad del servicio», y destacó que el proceso se ha realizado desde el principio con «máxima transparencia. El fin es que el personal del SMS y los que se quieren incorporar sepan ya cuándo van a ser los exámenes». Los trimestres en los que se realizarán las pruebas serán publicados en las próximas semanas, según avanzó ayer el consejero. Los primeros exámenes previstos son el 3 de febrero para la especialidad de matrona; y de fisioterapeuta, el 17 de febrero, fechas que ya se han negociado en mesa sectorial.

La amenaza formulada por los médicos interinos sobre la posibilidad de impugnar la oferta de empleo público porque no están de acuerdo con las bases aprobadas -en las que el examen supone el 60% de la nota frente al 40% de los méritos y servicios prestados, que pretenden que pesen más- no tendrán efecto en la convocatoria. El consejero respondió ayer que «cualquier proceso para cambiar ahora mismo las bases o los baremos implicaría ralentizar el proceso y esto podría paralizarlo. Es más importante estabilizar a la gente que no entrar en volver a negociar porcentajes, que es lo que está ahora mismo en boca de algunos sindicatos, que pretenden que el porcentaje en el que cuenta el baremo de tiempo trabajado no sea del 40%, sino un poco superior. Cambiar esto implicaría ralentizar e impedir que las personas que ya tienen fecha prevista para febrero se puedan examinar», por lo que pidió «corresponsabilidad y prudencia».

Amago de impugnación

El Sindicato Médico (CESM) -informa el redactor Javier Pérez Parra- mostró su oposición a las bases de la OPE extraordinaria y amagó con impugnarlas, al considerar que no se prioriza suficientemente a los interinos, pese a que la oferta de empleo se convoca precisamente para reducir la alta tasa de temporalidad actual. La ley establece que, en un concurso-oposición, el examen debe aportar más de la mitad de la puntuación total, de forma que los méritos y experiencia no pueden tener en ningún caso un peso superior al 49%. CESM apostaba por ajustarse lo máximo posible a ese máximo legal, pero finalmente el Servicio Murciano de Salud ha dejado el valor del examen en un 60%, de forma que la experiencia y el resto de méritos no sumarán más del 40%. Se repite, por tanto, la misma fórmula que ya se aprobó para la actual OPE en curso, la correspondiente a los años 2014, 2015 y 2016.

«Nosotros pedimos un 51% para el examen y un 49% para méritos. La Administración aceptó un 45%-55% en los grupos de trabajo, pero finalmente lo ha dejado en un 40%-60%», lamentó Ángel Victoria, secretario general de CESM. La mayoría de sindicatos, sin embargo, apoya la fórmula aprobada por el SMS. «Lo que planteaba CESM suponía un riesgo jurídico importante», asegura Javier Lanza, secretario general de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras. «Además, sí se ha introducido una modificación para dar mayor peso a los interinos -explicó-; en el apartado de méritos, los servicios prestados sumarán hasta un 65%, y el resto, como la formación, un 35%».

Más