«Contar la historia de doce personajes en tan poco espacio fue un reto»

José Alcaraz, con su libro en la mano. / nacho garcía / agm
José Alcaraz, con su libro en la mano. / nacho garcía / agm

José Alcaraz Cano es el autor de 'Personas en la historia II'

MINERVA PIÑRO

En las páginas de 'Personas en la historia II', José Alcaraz Cano (Murcia, 1942) recoge doce perfiles biográficos que recorren la historia «desde los siglos de la Edad Media hasta la actualidad», apunta el escritor, licenciado en Historia del Arte en la UMU y autor de siete libros. Con firmeza, asegura que sus vocaciones son la historia y el arte, «dos disciplinas muy presentes en Murcia». Ha ejercido, además, como paracaidista durante 26 años.

-¿Qué relación guardan los personajes de 'Personas en la historia II' con Murcia?

-Algunos están relacionados de forma directa o indirecta. He incluido, por ejemplo, la figura de Alfonso X El Sabio, tan conocido por su amor a la ciudad; al eminente Saavedra Fajardo, y a personas que aunque no son de aquí nos dejaron una huella importante, como es el escultor y arquitecto Jacobo Florentino. Discípulo de Miguel Ángel, Florentino fue el autor del primer cuerpo de la torre de la Catedral de Murcia.

-¿Cuál de los doce personajes que incluye en el libro destacaría?

-Si pudiera, todos. Al elegir, me quedo con tres. En cuanto a la historia, al Rey Felipe II, quien le dio a España el poderío mundial. Respecto a la espiritualidad, a Santa Teresa de Jesús. En cuanto al arte, me quedo con la figura inimitable de Velázquez, pintor de la cámara del Rey Felipe IV y universalmente conocido. Es un personaje que he estudiado a fondo y del que he pintado, de hecho, varios cuadros. Otro personaje es Francisco de Aldana, un militar de la época de Felipe II que no ha sido muy conocido por el gran público, pero que fue un gran literato.

-¿Cómo se ha documentado?

-Con mucha bibliografía, un listado que el libro recoge. Es un estudio de investigación sobre diversos autores que tratan los personajes. Poder acomodar la historia de doce figuras tan importantes en ocho o diez páginas, en un espacio limitado, fue un reto. Uno de los principales autores que escriben sobre Saavedra Fajardo, por ejemplo, es el escritor murciano don Francisco Díez de Revenga.

-¿Qué datos arroja en 'Roque López. Último escultor dieciochesco', otro de los siete libros que ha publicado?

-Relaciono la obra del escultor y sus imágenes con los sitios en los que se conserva. También arrojo un dato que hasta el momento de la publicación estaba algo oscurecido: Roque López nació en la Era Alta. Por aquel entonces, los bautismos de las pedanías se registraban en Santa María de Murcia. Desde que difundí su lugar de nacimiento, este dato se ha rectificado en muchos sitios. El libro, de hecho, está ilustrado con una fotocopia de la partida de bautismo.

-¿Cuál fue su primer libro?

-'La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo', una antología de textos clásicos y contemporáneos que van desde el siglo XIII al XX. Lo publiqué en 2005. Después, quizás, otro de los libros más importantes que he escrito es 'La Iglesia de San Juan Bautista de Murcia. Su reedificación en el siglo XVIII. El Obispo Rubín de Celis y el Conde Floridablanca, mecenas y artífices de la obra'. La capilla de la comunión de esta iglesia fue construida exclusivamente por el Conde de Floridablanca para el enterramiento de él mismo y de su familia. Concretamente, para el de su padre.

-Además, pinta...

-Por supuesto. He efectuado alrededor de una docena de exposiciones en Murcia y en otros puntos de la Región. Me gusta pintar copias de los grandes maestros del arte universal, como son Rafael, Tiziano, Juan de Flandes... Y, por supuesto, de nuestro maestro Salzillo.

-¿Y qué le llevó a ser paracaidista?

-Cuando ingresé en el Ejército, me gustó la experiencia de ser paracaidista, así que continué en la Escuela Militar de Paracaidismo de Alcantarilla hasta que llegué a ser capitán.

-¿Cuántos saltos llegó a acumular?

-Teniendo en cuenta que los hice en aquella época, tengo muchos saltos, aunque sé que actualmente puede que no sea un número tan llamativo para los profesionales que se dedican al paracaidismo. Tengo un total de 854 saltos.