«A día de hoy, ir a la consulta del especialista sigue siendo una lotería»

Sam García, ayer en Murcia./Edu Botella / AGM
Sam García, ayer en Murcia. / Edu Botella / AGM

«Cuando vas por primera vez al médico sientes ansiedad y un miedo racional», explica Sam García

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

Cuando, con 17 años, Sam García acudió por primera vez a la consulta del endocrino con la intención de iniciar un tratamiento hormonal, sintió una considerable ansiedad. Todavía hoy, advierte, las personas 'trans' que se enfrentan a este primer paso lo hacen con un «miedo racional». Ir al médico «es una lotería; no sabes quién te va a tocar, si un profesional que te va a comprender o no», resume. Sufrir abierta discriminación es, afortunadamente, cada vez más excepcional. Pero el cirujano plástico César Noval, una de las principales referencias en la cirugía de reasignación de sexo en España, advertía la semana pasada, en una entrevista en 'La Verdad', del desconocimiento que todavía hay entre parte del personal sanitario. «Hay una falta de formación en este aspecto», señaló.

«Tú puedes ir con la ley por delante, explicando que no tienes un problema mental y que no necesitas un informe de un psiquiatra, pero el endocrino, de buena fe, te puede decir que él aplica su propio protocolo», explica Sam. De momento, los cambios previstos en la Ley de Igualdad LGTBI no han llegado todavía al sistema sanitario, lamenta. La falta de criterios claros afecta sobre todo a los menores 'trans'. Algunos padres denuncian que los tratamientos para el bloqueo hormonal empiezan en ocasiones demasiado tarde, a partir de los 16 años, en lugar de al inicio de la pubertad.

Algunos padres denuncian que los bloqueadores se administran a veces demasiado tarde, cuando lo recomendado es el inicio de la pubertad

«Desperté de 'Matrix'»

Sam tiene hoy 20 años, y se define como una persona de identidad no binaria. «Observé primero el mundo con los ojos de una mujer y no me gustó lo que vi; después lo miré con los ojos de un hombre, y tampoco me gustó», cuenta. De adolescente, Sam era consciente de que había algo que no encajaba, «pero no sabía el qué». Llegó a caer en una depresión. A los 17 años «desperté de 'Matrix' y tuve como un 'shock'», recuerda. «Se lo dije a la pareja que tenía entonces, a mi familia y a mis amigos; tuve mucha suerte». Justo después de una mastectomía -la única cirugía a la que se ha sometido-, retomó sus estudios de Bachillerato, que había dejado por la depresión. Ahora, se prepara para estudiar Bellas Artes. «Quiero ser profesor de Secundaria», explica.

Si en el sistema sanitario sigue habiendo incomprensiones, vacíos en los protocolos y falta de concienciación, otro tanto de lo mismo ocurre en el sistema educativo. «Me encontré con profesores que me trataron bien, pero no era muy feliz en mi anterior instituto de Murcia. No me sentía seguro», confiesa. Decidió cambiar a otro centro, en Alhama, y ahí todo cambió. «Llegué como Sam y fue maravilloso», resume.

 

Fotos

Vídeos