Los constructores murcianos urgen a Saura a licitar ya las obras públicas proyectadas

Tramo de la autovía A-7, a la altura de Nueva Condomina. / V. VICÉNS / AGM
Tramo de la autovía A-7, a la altura de Nueva Condomina. / V. VICÉNS / AGM

Frecom pide a Conesa una reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras para agilizar los arcos Norte y Noroeste, y el tercer carril de la A-7

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

Las empresas de obra pública en la Región miran con cierto recelo el futuro inmediato, tras las buenas expectativas que se apuntaban hace algo más de un mes, después de que el anterior Gobierno español acelerara los proyectos pendientes en infraestructuras, como son los casos de los arcos Norte y Noroeste para la circunvalación de la ciudad de Murcia, y el tercer carril de la autovía A-7 (ultimados para su aprobación y posterior publicación en el BOE), así como la conexión con esta de la RM-1 ('autovía del bancal'). En juego están más de 800 millones de euros en inversiones y varios miles de empleos.

El presidente de la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de Murcia (Frecom), Luis Fernández Mula, ha mantenido ya contactos con el nuevo delegado del Gobierno, Diego Conesa, para poder preparar un encuentro con el nuevo secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, con el objetivo de disipar las «serias dudas que tenemos» en cuanto a que el Ministerio de Fomento decida acelerar esas actuaciones y apruebe por fin sus licitaciones.

Así lo ha manifestado el máximo representante de los constructores murcianos a 'La Verdad', que confía en que esa reunión pueda celebrarse cuanto antes, a principios de verano, en función de la agenda de Saura. «Es importante que se clarifique todo, una vez que parecía que se iban a acelerar todos estos proyectos», hizo hincapié Fernández Mula. Y es que, con la salida de Mariano Rajoy de la Moncloa y el cambio en el Ejecutivo central, se ha quedado todo en el aire, a la espera de que el nuevo ministro del área, José Luis Ábalos, vaya tomando decisiones.

El anterior ministro de Fomento anunció que las inversiones iban a salir a concurso pronto

Hay que tener en cuenta que su antecesor en el cargo, el popular Íñigo de la Serna, aseguró en su visita a Caudete (Albacete), el pasado 28 de mayo, que «si todo va bien» las mencionadas actuaciones en las carreteras murcianas recibirían el visto bueno en el siguiente Consejo de Ministros, tras aprobarse el expediente imprescindible de elevación del techo de gasto. Sin embargo, esa cita no llegó a celebrarse al coincidir con la sesión en el Congreso del viernes 1 de junio en el que se proclamó a Pedro Sánchez nuevo presidente del Gobierno.

El Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras (PIC) diseñado contenía los mencionados proyectos en varias fases anuales, que financiaría la iniciativa privada en régimen de concesión.

Por otra parte, aparecen las interrogantes en materia ferroviaria, no tanto por el AVE, cuya llegada a Murcia está prácticamente encauzada más allá de las tensiones con el soterramiento de las vías, pero sí por la finalización de la variante de Camarillas, la prolongación de la alta velocidad a Cartagena y Lorca, y las mejoras en la red de Cercanías.

Corregir los recortes

Desde Frecom reclaman que no haya más contratiempos y, al igual que esperan desde la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), quieren que el impulso de todas las obras pueda empezar a corregir «los sucesivos recortes de gasto en infraestructuras que ha sufrido la Región en los últimos años, no compensados por la mejoría de 2018», tal como resaltó la patronal regional en su reciente informe de valoración sobre los Presupuestos Generales del Estado para la Región en este año.

De hecho, la inversión ha pasado del entorno de los 700 millones a finales de la década anterior a menos de la mitad en 2018 (340 millones) y marcando un mínimo relativo en 2017 (apenas 273 millones), advertían desde Croem.

Y aunque los últimos datos de licitación pública para la Región de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras de España (Seopan), al cierre del primer cuatrimestre de este año, evidencian que el cómputo global de inversión asciende a 80,1 millones de euros, frente a los 44,9 millones de enero a abril de 2017, lo que supone un crecimiento del 78,3%, eso tampoco convence del todo al sector murciano de obra civil, «ya que luego se tiene que cumplir todo lo proyectado en inversiones reales», sostiene Fernández Mula.

«Lo que sí supondría mucho movimiento y actividad para el sector es que se despejaran las dudas con el plan de inversiones, ya que hablamos de un volumen que superaría al final los 1.000 millones de euros repartidos en varias anualidades», concluye el presidente de Frecom.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos