El Consejo de Ministros aprobará el viernes medidas fiscales y ayudas extraordinarias para los afectados

Vecinos de El Raal seguían ayer retirando el lodo que invade sus viviendas. / javier carrión / AGM
Vecinos de El Raal seguían ayer retirando el lodo que invade sus viviendas. / javier carrión / AGM

Proexport asegura que no habrá desabastecimiento de frutas y hortalizas, y apela a la responsabilidad para no generar una crisis en el sector

EFE / I. RUIZMURCIA / LORCA

El titular de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, avanzó ayer que el Consejo de Ministros adoptará el viernes las primeras medidas «ante la urgente situación» provocada por la gota fría de la semana pasada en el Levante, como ayudas extraordinarias y exenciones fiscales.

Respecto a las numerosas peticiones de los ayuntamientos y las comunidades autónomas para la declaración de zona catastrófica, el ministro apuntó que las respectivas Delegaciones de Gobierno «están recopilando la información, ya que el Ejecutivo ha de dar una respuesta lo más inmediata posible, teniendo en cuenta todas las circunstancias». Luis Planas, que visitó días atrás Molina de Segura, explicó que hay amplias zonas afectadas en la Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid «que deberán tener ese tratamiento», una declaración que «no es una varita mágica, sino un instrumento a través del cual se coordinan una serie de actuaciones de diversos ministerios para dar una respuesta más eficaz», añadió.

A su juicio, lo importante es «la agilidad y prontitud en la toma de decisiones», ante la «situación muy grave» que atraviesan varias zonas. Entre las propuestas que puede aprobar el Gobierno, «que por estar en funciones tiene una capacidad de actuación limitada», se ha referido a posibles medidas fiscales y ayudas extraordinarias.

Inquietud de los regantes

Las organizaciones agrarias han comenzado ya a evaluar los daños causados por la gota fría en toda la Región. El presidente de los regantesde Lorca, también presidente la asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región (Proexport), Juan Marín, solicitó ayer «responsabilidad» a la hora de difundir información sobre las pérdidas agrícolas por la gota fría, para no alertar de desabastecimiento a los mercados y perder clientes internacionales en las próximas semanas. Recalcó que no habrá desabastecimiento.

Aseguró que eso ocurrió en el año 2012, cuando tras las inundaciones los agricultores «salimos a la calle con tremendismo, diciendo que se habían arrasado las cosechas». La consecuencia, explicó, fue la pérdida de clientes asustados por el desabastecimiento, y que terminaron consumiendo productos extremeños e italianos. «Se generó una crisis agroalimentaria» porque sobró el 30% de la producción lorquina, que los agricultores tuvieron que destruir.

Rambla de Biznaga

El Pleno municipal de Lorca, como ha ocurrido en otros municipios, aprobó ayer una moción conjunta para que la Región sea declarada zona catastrófica. Los cinco partidos consensuaron un documento con dieciséis puntos en el que reclaman además que se considere prioritario el proyecto de encauzamiento de la rambla de Biznaga para evitar inundaciones como las actuales en Campillo. También exigen al Ministerio que agilice la tramitación de los proyectos para construir presas de laminación ramblas arriba en Béjar, Nogalte y Torrecilla.

Además se acordó que hoy abra una oficina local de ayuda al damnificado en el Centro de Desarrollo Local atendida por tres funcionarios. Al Pleno municipal asistió el secretario general del PSRM-PSOE, Diego Conesa, junto a diputados de la Asamblea Regional.