Conesa impulsa la derogación de los plazos de instrucción en causas judiciales

El PSRM pretende elevar al Congreso desde la Asamblea una proposición de ley para evitar que se malogren procesos de corrupción

David Gómez
DAVID GÓMEZ

El secretario general del PSRM-PSOE, Diego Conesa, quiere impulsar desde la Asamblea Regional la derogación de los plazos de instrucción que se establecieron en la Ley de Enjuiciamiento Criminal en su última reforma, que ha provocado que se malograran en la Región causas judiciales relacionadas con la corrupción como la investigación de la desaladora de Escombreras (caso 'La Sal') y el 'caso Pasarelas', que afectaba al expresidente Pedro Antonio Sánchez.

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado en la Asamblea una iniciativa que, de aprobarse en la Cámara murciana, se elevaría en forma de proposición de ley al Congreso de los Diputados. Y es que la Constitución reconoce a los parlamentos de las comunidades autónomas, en virtud de su artículo 87.2, la potestad de presentar ante la Mesa de la Cámara baja propuestas legislativas que afecten a todo el territorio nacional.

Con el consentimiento de Ferraz, Diego Conesa abandera la lucha contra estos plazos de instrucción, que, a su juicio, generan «una manifiesta inseguridad jurídica, que pueden traer como consecuencia la impunidad de muchos delincuentes que busquen aprovechar los recovecos e incoherencias de la regulación que se propone», señala en la exposición de motivos de la iniciativa socialista. Esta proposición de ley tiene un único punto, que es derogar el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que establece los plazos.

Por otra parte, el presidente del TSJ, Miguel Pasqual del Riquelme, ha concluido sus visitas a los juzgados que malograron estas causas de corrupción (dos en Caravaca, uno en Murcia y otro en Lorca) para conocer con exactitud lo ocurrido. Dará cuenta de su informe en la reunión de la Sala de Gobierno de la próxima semana.