Condenan a dos años de cárcel al dueño de un gimnasio que abusó de una clienta

Palacio de Justicia de Murcia, en una fotografía de archivo./Nacho García / AGM
Palacio de Justicia de Murcia, en una fotografía de archivo. / Nacho García / AGM

La sentencia indica que el acusado necesitaba tener las medidas exactas de su cuerpo para indicarle el tratamiento adecuado para perder peso. Hizo tocamientos en los pechos y la vagina

EFE

La Audiencia Provincial de Murcia condenó a 2 años de prisión y 5 de libertad vigilada al dueño de un gimnasio en una pedanía murciana que abusó de una clienta, a la que llegó a introducir los dedos en la vagina y tocar los pechos tras decirle que eran muy bonitos y se los iba a reafirmar.

El tribunal condenó al acusado a indemnizarla con 6.000 euros, cantidad que consignó antes del juicio oral, lo que le valió para que se le aplique la atenuante de reparación del daño al fijar la condena. La sentencia indicó que ante las quejas de la denunciante, que no salía de su asombro por los tocamientos, el acusado le dijo que como también era nutricionista, necesitaba tener las medidas exactas de su cuerpo para indicarle el tratamiento adecuado para perder peso.

Además, le explicó que era preciso que se quitara la vestimenta que llevaba puesta, ya que como era muy amplia no podía tomarle las medidas exactas. Llegó a bajarle el pantalón corto y en parte las bragas, prenda esta última en la que se hallaron los perfiles genéticos de ambos. Como la denunciante mostró rubor por la situación, el acusado le dijo que como era madre, tenía que estar acostumbrada a que le vieran su cuerpo. Harta de ese comportamiento, la mujer le pidió que le devolviera el dinero que le dado, lo que el acusado hizo. La sentencia señaló que como consecuencia de los hechos la mujer tuvo que recibir asistencia farmacológica por ansiedad.