Condenado por violar una orden de alejamiento al pasear con su expareja y su bebé recién nacido

Palacio de Justicia de la Región de Murcia./Nacho García / AGM
Palacio de Justicia de la Región de Murcia. / Nacho García / AGM

El acusado no podía acercarse a menos de 500 metros de su excompañera en cumplimiento de una sentencia que le condenó como autor de dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar

EFEMurcia

La Audiencia Provincial de Murcia confirmó la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que, en mayo pasado, condenó a un hombre que quebrantó la orden de alejamiento de su expareja, menor de edad, cuando fue sorprendido en el momento en el que paseaba con ella y con el hijo común. La sentencia desestima así el recurso que el acusado presentó contra la condena que le fue impuesta, que se elevó a un año de prisión.

En su apelación alegó que se acercó a la que fue su pareja para conocer al bebé, ya que entendió que le asistía el derecho natural como padre para ello, sin que, por tanto, pudiera cometer delito alguno.

También rechazó que se considerara continuado el delito, ya que solo se acercó a ella en aquel momento, no durante el embarazo, como sostuvo la sentencia apelada.

El Juzgado de lo Penal declaró probado que el acusado no podía acercarse a menos de 500 metros de su excompañera en cumplimiento de una sentencia que le condenó como autor de dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar. Y añadía que, pese a tener conocimiento de esa prohibición se vio con ella, que lo consintió, en varias ocasiones.

«Se vieron al menos una vez al mes hasta los seis meses de embarazo, y con mayor frecuencia desde entonces», declaró probado la sentencia que ahora encuentra el respaldo de la Audiencia Provincial de Murcia.

Asimismo, la sentencia recogía que la chica trató de exculparle al decir que ella no se opuso al acercamiento «porque quería tener cerca a su hombre durante el embarazo».

La Sala de la Audiencia dice al desestimar el recurso que, como señaló el Juzgado de lo Penal, el acusado tenía otras formas de poder relacionarse con su hijo sin quebrantar la orden de alejamiento, a las que podía haber acudido en evitación de cometer el delito por el que fue condenado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos