La Comunidad repartirá 2,2 millones entre los partidos de la nueva Asamblea

La Asamblea Región, durante un pleno, en una foto de archivo. /J.M. Rodríguez / AGM
La Asamblea Región, durante un pleno, en una foto de archivo. / J.M. Rodríguez / AGM

PP y Podemos recibirán un 18% y un 61% menos de subvenciones por votos y escaños, respectivamente, a causa de su pérdida de apoyos el 26-M

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

Los partidos políticos que concurrieron a las elecciones autonómicas del pasado domingo no solo competían por los 45 escaños de la Asamblea Regional y la posibilidad de formar el próximo Gobierno autónomo, también lo hacían por las subvenciones públicas que otorga la Comunidad a los que obtienen representación parlamentaria y que constituye una suculenta vía de financiación para estas organizaciones.

La cuantía de las ayudas se recoge en una orden de la Consejería de Presidencia publicada el 3 de abril pasado y cubre dos frentes: una variable en función de los resultados que asciende a 11.585,87 euros por diputado y 61 céntimos por voto conseguidos, y otra fija de 26 céntimos por elector para financiar los gastos electorales de los partidos que logren al menos un escaño, lo que en la Región supone hasta 275.036 euros para cada una de las cinco formaciones que estarán en la nueva Asamblea Regional la próxima legislatura (PSOE, PP, Cs, Vox y Podemos).

Ambos tipos de ayudas le supondrán a la Comunidad Autónoma un desembolso total de 2.261.934,63 euros, de los que 886.751,73 corresponden a las subvenciones por diputados y votos conseguidos y hasta 1.375.182,9 euros para contribuir a sufragar los gastos electorales realizados durante la campaña, según los cálculos realizados por 'La Verdad' tras sumar al escrutinio de la noche del domingo el recuento del voto de los residentes en el extranjero.

Las ayudas que dependen del resultado ascienden en total a 886.751 euros, a lo que se suma otra cantidad por los gastos de campañaLa formación morada, que en 2015 percibió 116.000 euros, deberá conformarse ahora con algo más de 45.000

Justificación de gastos

Para cobrar estas últimas ayudas, según especifica la orden de la Consejería de Presidencia, los partidos deberán justificar previamente que realizaron las actividades y gastos a que da derecho la percepción de dicha subvención. El PSOE, como ganador de las elecciones autonómicas del 26 de mayo, es el partido que más beneficiado sale del reparto de fondos públicos por diputados y votos. En total, los socialistas ingresarán 326.082 euros por este concepto, un 38,7% más de lo que percibieron hace cuatro años gracias a los cuatro escaños y alrededor de 60.000 sufragios en que han mejorado sus registros.

El importe de las subvenciones electorales se actualiza en cada cita con las urnas en función de la evolución registrada por el Índice de Precios al Consumo (IPC). Con respecto a las elecciones regionales de 2015, la cuantía de las ayudas para el 26-M se incrementó un 3,23%. Si el PSOE es el que más gana, la cruz de la moneda la representa Podemos, que pierde cuatro diputados y casi 50.000 votos con respecto a 2015. La formación morada percibirá un 60,9% menos que hace cuatro años (el recorte asciende a 70.646 euros) y se quedará en unos 45.350 euros. La drástica reducción de ayudas públicas obligará al partido a ajustar su presupuesto, lo que podría obligarle incluso a reducir el personal contratado, tal y como reconoció su secretario general, Óscar Urralburu, a 'La Verdad'.

El PP también sale perdiendo económicamente con las pasadas elecciones, en las que bajó seis escaños y casi 30.000 votos. Los populares, que quedaron en segundo lugar pero aspiran a mantener el Gobierno regional, percibirán 314.000 euros, un 18,6% menos que en 2015.

Murcia, de las que menos paga

El mayor incremento en subvenciones electorales lo disfrutará Vox, ya que parten de cero. Los cuatro escaños y algo más de 61.000 cosechados en la Región de Murcia aportarán a sus arcas casi 84.000 euros de fondos públicos. Ciudadanos, aunque recibió unos 2.000 votos menos que hace cuatro años, logró aumentar en dos su número de diputados, lo que le reportará unas ayudas públicas de 117.260 euros, un 28,8% más de las que percibió en 2015.

El cálculo definitivo de las cantidades a repartir lo realizará la Comunidad con arreglo al escrutinio final que la Junta Electoral Provincial realiza en estos días, pero que no diferirá mucho de las cifras de votos ya conocidas. Los 11.585 euros por diputado regional que concede Murcia es de las ayudas más bajas de todas las comunidades autónomas, solo por encima de Cantabria (11.237 euros) y Castilla y León (10.205), y muy alejada de los 26.761 euros que se abonan en el País Vasco, que cuenta con las subvenciones más altas.

Otro millón de euros para el trabajo de los grupos parlamentarios

Además de las subvenciones electorales que otorga la Comunidad Autónoma, la Asamblea Regional dispone en su presupuesto de otra cantidad para sufragar el funcionamiento de los grupos parlamentarios, cuyo reparto se decidirá a partir de la constitución del nuevo Parlamento y la formación de los cinco grupos parlamentarios que habrá la próxima legislatura. El pasado año, los cuatro grupos que había en la Cámara se repartieron por este concepto 1.767.300 euros.

Para los cinco primeros meses de este año, hasta la celebración de las elecciones autonómicas, la Asamblea ya aprobó una asignación total de 702.620 euros, a razón de 302.733 euros para el PP; 198.435 para el PSOE; 117.314 para Podemos, y 84.137 para Cs, lo que significa que faltan más de un millón de euros por conceder para que los nuevos grupos puedan operar lo que resta del año. La cantidad por grupo será diferente de la percibida hasta ahora, ya que la subvención se compone de una parte fija, igual para todos, destinada a atender los gastos imprescindibles para su adecuado funcionamiento, y otra parte variable en función del número de diputados de cada grupo.