La Comunidad medió con éxito entre 480 familias con problemas hipotecarios y sus bancos desde 2013

Piso en venta en Juan Carlos I./Edu Botella / AGM
Piso en venta en Juan Carlos I. / Edu Botella / AGM

Desde su puesta en funcionamiento en 2013, el Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria y de la Vivienda de la Región de Murcia llevó a cabo 1.200 actuaciones, ayudando a 533 familias sin recursos con un 90% de casos resueltos

EPMurcia

El Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria y de la Vivienda de la Región de Murcia, perteneciente a la Consejería de Fomento e Infraestructuras, llevó a cabo más de 1.200 actuaciones en los últimos cuatro años, ayudando a 533 familias sin recursos, y con un 90% de casos resueltos.

Así lo puso de manifiesto la secretaria general de la Consejería de Fomento, Yolanda Muñoz, destacando que es un servicio «que atiende directamente a la familia, sea con el banco, el arrendador o con el que tenga problema la familia en relación a su primera vivienda».

Muñoz recordó que el Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria y de la Vivienda se creó para facilitar a los ciudadanos que se encuentren en una grave situación de necesidad, originada por el impago de créditos de carácter hipotecario, un servicio que les facilite información y mediación con entidades de crédito al objeto de evitar, en la medida de lo posible, procedimientos de desahucio del domicilio de las personas afectadas y sus familias.

El servicio ayudó, de tal forma, a resolver la situación de familias en caso de ejecución hipotecaria, negociando con el banco una refinanciación del préstamo, una dación de pago e incluso un alquiler social coordinado con las ayudas del Plan de Vivienda.

De hecho, apuntó Yolanda Muñoz, se concedieron ayudas de alquiler de dicho Plan a más de 6.000 familias, por valor de 8 millones de euros. A esto se suman 3.000 viviendas en el parque público de la Administración regional (80% en régimen de alquiler), destinadas a familias con escasos recursos económicos.

Se trata de medidas «claras y efectivas» para ayudar a todas esas familias que se ven afectadas por una ejecución hipotecaria o el impago de un alquiler, resaltó la secretaria general de la Consejería de Fomento, pues «para nosotros la familia es importante y se arbitran medidas que resuelven problemas».

Pero «habiendo un desahucio, una ejecución hipotecaria, un procedimiento que pueda afectar a una familia, para nosotros es suficiente», indicó en relación a los últimos datos que señalan a la Región como una de las comunidades en la que más crecen los desahucios. Tras lo que quiso señalar que la mayoría de casos de ejecución hipotecaria pertenecen a viviendas de sociedades mercantiles, fincas rústicas, locales o segundas viviendas.

En el caso de que se trate de primera vivienda, para las familias que no tienen más recursos económicos y que pertenezcan a colectivos vulnerables «existe una función directa por parte de la Administración regional para atenderle en su solución» tanto si es ejecución hipotecaria o en el pago de su alquiler. «Si también tiene problemas por impago, coordinamos con el banco una solución o directamente con el propietario le ofrecemos las ayudas del Plan de Vivienda o a través de los convenios que tenemos con asociaciones sin ánimo de lucro como Cáritas o Columbares». Finalmente, la secretaria general de la Consejería de Fomento ha querido lanzar un mensaje porque «este es un problema serio y complejo, que preocupa mucho al Gobierno regional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos