La Comunidad ingresa por debajo de la media nacional en impuestos propios

María José Portillo, de la UMU; José Antonio Cobacho, presidente del CES, y Pedro Colao, de la UPCT, ayer, durante la presentación del estudio sobre impuestos en las autonomías. / j. carrión / agm
María José Portillo, de la UMU; José Antonio Cobacho, presidente del CES, y Pedro Colao, de la UPCT, ayer, durante la presentación del estudio sobre impuestos en las autonomías. / j. carrión / agm

Los tributos de tipo ambiental, como el de vertidos a aguas litorales, son los menos rentables para las arcas regionales

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

Los impuestos propios que tienen las comunidades autónomas presentan «una escasa aportación a las arcas regionales» y generan «una elevada litigiosidad». Son dos de las advertencias que recoge el estudio 'Competencias normativas tributarias de la Región y su impacto recaudatorio. Análisis comparado', y que revela que en Murcia los tributos propios solo aportan 5,8 euros por habitante: suponen un 1,9% de los ingresos tributarios, frente al 2,2% de media nacional. «Son una vía muy escasa de financiación», asevera el documento encargado por el Consejo Económico y Social (CES), y que ha sido elaborado por María José Portillo, de la Universidad de Murcia (UMU), y Pedro Colao y María del Carmen Pastor, ambos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

De todos los impuestos de la Región, los de carácter medioambiental son los menos rentables para las arcas autonómicas. Pedro Colao explicó ayer que esto se debe a que «son complicados de recaudar» y consideró que «lo ideal sería hacer un marco normativo general sobre la tributación medioambiental en España». El impuesto de vertidos a aguas litorales es el que tiene la tasa recaudatoria más baja (0,3%), mientras que el canon de saneamiento de agua presenta el mayor volumen y supone el 90% de la recaudación de la Comunidad.

El estudio analiza la recaudación entre 2006 y 2015, así como informes de la Fundación de Impuestos y Competitividad, del Ministerio de Economía y del sistema de financiación autonómica. Una de las conclusiones más destacadas apunta a que los tributos propios de la Comunidad Autónoma «podrían ser reformulados, especialmente aquellos que obtienen una escasa recaudación y se podrían plantear alternativas de mayor recaudación y gestión más simple».

También considera que las modificaciones normativas realizadas en los últimos años por el Ejecutivo regional «han supuesto diferencias en recaudación a lo largo del tiempo». De ahí que el presidente del CES, José Antonio Cobacho, avanzase ayer que enviará el libro que recoge el estudio al Consejo de Gobierno para que lo analice. «Es una cuestión importantísima en un momento en el que acucian los problemas de financiación a las autonomías», justificó Cobacho.

La investigación también concluye que los impuestos de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones son los tributos más discutidos en los informes de expertos analizados. Para el de Patrimonio piden su supresión, y con respecto al de Sucesiones, homogeneizarlo. María José Portillo alertó de que existe una «disparidad brutal». Sirva como ejemplo que en Murcia, si un padre le deja a un hijo una herencia de 800.000 euros, tiene que abonar 1.640 euros, pero en Aragón, por la misma suma, el heredero pagaría 155.394 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos