La Comunidad impulsa por primera vez el diseño de una estrategia plurianual de formación

Javier Celdrán, en una fotografía de archivo./Javier Carrión / AGM
Javier Celdrán, en una fotografía de archivo. / Javier Carrión / AGM

El objetivo es identificar y definir a largo plazo las necesidades de los empleados públicos para así lograr una administración 4.0

EP

La Comunidad impulsa por primera vez el diseño de una estrategia plurianual de formación del personal de la administración con el objetivo de identificar y definir a largo plazo las necesidades de los empleados públicos y las líneas de actuación de los planes anuales de formación.

Con esta nueva estrategia se trata de anticiparse a los nuevos requerimientos y necesidades de los servicios públicos para seguir avanzando en la modernización de las administraciones, en particular en lo que se refiere a la introducción de las nuevas tecnologías conectadas, y mejorar así la atención a los ciudadanos. Como primer paso para la elaboración de esta estrategia se van a analizar aspectos como sus destinatarios, los métodos y modelos de formación actuales y futuros, como el aprendizaje basado en juegos, así como la calidad de los formadores, la adecuación de los contenidos y su accesibilidad, las necesidades actuales y futuras, los soportes tecnológicos disponibles, los procesos de evaluación y acreditación de la formación o la innovación en la gestión de la Escuela de Formación e Innovación de la Administración Pública (Efiap), que será la encargada de la puesta en marcha de esta nueva estrategia.

El consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, explicó que el objetivo es conocer «qué van a necesitar los recursos humanos de la administración de aquí a unos años, sobre todo en materia digital, para hacer una planificación a largo plazo y no limitarnos a la resolución de las necesidades más inmediatas». «La sociedad evoluciona a gran velocidad gracias a las nuevas tecnologías y, si queremos mantener y mejorar la calidad del servicio público y de la atención que damos a los ciudadanos de la Región, tenemos que adaptarnos a esa evolución y aprovechar todo el potencial que ofrecen los nuevos desarrollos tecnológicos y digitales para avanzar hacia una administración 4.0», señaló Celdrán.

La nueva estrategia hará especial hincapié en la formación del personal de la administración en competencias digitales. Para ello, está previsto definir de manera exhaustiva estas capacidades digitales, que abarcarán desde tecnologías 4.0 como el Big Data o el Blockchain a otras más básicas. Además de estas competencias digitales, la nueva estrategia estará alineada con la formación integrada en los actuales planes anuales, y que incluye materias como la enseñanza de idiomas, legislación, técnicas de motivación personal y dirección de equipos, impuestos, evaluación y manejo de datos, información y contenido digital, o calidad en la atención a la ciudadanía.

Para la elaboración de esta estrategia se va a contar con la colaboración de todos los agentes implicados en la formación de los empleados públicos, tanto de la administración regional como de la local, presentes en las Comisiones de Formación para el Empleo Público. El actual plan de formación 2019, del que se han ejecutado ya casi el 50 por ciento de las actuaciones, ha permitido instruir hasta ahora a más de 7.000 empleados públicos de las diferentes administraciones.Este plan, que cuenta con un presupuesto de casi 1,6 millones de euros tiene como objetivos mejorar las capacidades digitales del personal de la administración, impulsar la administración electrónica y la innovación e implantar políticas de igualdad y contra la violencia de género.