La red de comercio ilegal de atún rojo que implica a Ricardo Fuentes traía la pesca desde Malta

La empresa sostiene que no dirige ninguna operación ilícita y subraya que está colaborando para que todo se resuelva lo antes posible

LA VERDAD Murcia

La macroinvestigación de una presunta red internacional de pesca y distribución ilegal de atún rojo que implica a la empresa Ricardo Fuentes e Hijos, ubicada en Cartagena, tal como adelantó 'La Verdad' el pasado 27 de junio, arroja nuevos datos que apuntan a la existencia de una red de mercantiles dedicadas al engorde y comercio de este pescado. En concreto, las pruebas recabadas por la Guardia Civil apuntan a la importación desde Malta de al menos unas 2.500 toneladas de atún.

El entramado de empresas pesqueras y distribuidoras se dedicó en los últimos años a traer atún rojo no declarado desde dicho país mediterráneo y a comercializarlo a través de España a los mercados nacional e internacional. Según fuentes del Instituto Armado, que cita el diario digital 'elconfidencial.com', se estiman que la red importaba anualmente, en avión y camiones, 1.250 toneladas legales y 2.500 en 'B', en un cálculo conservador.

De esa forma, la cifra de negocio 'en negro' podría alcanzar un valor de ventas cercano a los 23 millones de euros anuales. Además, se desconoce si el producto fue tratado con unas mínimas garantías sanitarias ya que eludió los controles oficiales.

Un portavoz de Ricardo Fuentes aseguró el sábado a este periódico que «no lidera ni dirige ninguna operación ilegal» y que «siempre hemos trabajado conforme a la legislación». Además, sus productos «disponen de un documento electrónico que refleja la trazabilidad de todo el proceso, desde la captura, transporte, ubicación en la granja, sacrificio y por fin la comercialización». Por último, insisten en que desconocen el contenido de la investigación, pero subrayan que «colaboramos en todo aquello que se nos ha solicitado y esperamos que se resuelva lo antes posible».