Los Alcázares convierte sus calles y barrios en un museo al aire libre

Puente de la rambla que cruza Los Alcázares y donde se ubica el parque de las peñas decorado por Piratroska. /
Puente de la rambla que cruza Los Alcázares y donde se ubica el parque de las peñas decorado por Piratroska.

Más de 40 artistas nacionales e internacionales crean verdaderas obras de arte en murales usando como lienzos las paredes

S.BAÑOS

Los Alcázares ha cambiado los lienzos por paredes y los museos por la calle, ha apartado la cultura y el arte de su parte más exclusiva y la ha democratizado con una iniciativa sin precedentes que ha convertido al municipio en pueblo piloto de un ambicioso proyecto que pretende ensalzar al Mar Menor como el Museo de Arte Urbano más grande del mundo. Una idea que partió de la asociación artística regional La Compañía de Mario y que tanto el Ayuntamiento de Los Alcázares, hace dos años, como la Comunidad Autónoma, ahora, han acogido e impulsado.

Siendo fieles a su máximo objetivo de acercar todas las expresiones culturales y artísticas a la calle y de ofrecer oportunidades a pintores, fotógrafos, escultores y escritores un espacio para mostrar sus obras, La Compañía de Mario y los 70 superhéroes que la conforman han llenado durante dos años de impresionantes murales Los Alcázares, algo que ha culminado con la primera edición del Festival de Arte Urbano Museo del Mar Menor, que este año se ha estrenado en Los Alcázares, y que en el que han participado más de 40 artistas nacionales e internacionales, algunos dedicados al arte urbano desde hace décadas y considerados un referente en esta disciplina del arte contemporáneo.

Así destacan nombres como el artista canario Sabotaje al Montaje, que lleva más de veinte años dedicado al arte urbano; el grafitero madrileño Sfhir, siempre inmerso en la exploración de nuevas herramientas y caminos dentro del arte; Mohamed Lghacham, creador catalán cuyo trabajo se sitúa entre el grafiti y las bellas artes; el dúo Pichi&Avo, conocido por su habilidad para crear relaciones entre arte, arquitectura, escultura y contexto social; Man-o-Matic y Dan Ferrer.

Entre los creadores internacionales que participaron en este certamen destacan Luis Gómez, latinoamericano criado en Italia y cuyo trabajo se puede ver en las paredes de Londres, Barcelona o Berlín; el francés La Rouille, y el peruano Danny Figueroa, establecido en la capital alemana desde 2008 y conocido como Wesr.

El resultado es un conjunto de verdaderas obras de arte ecléctico y variado que se distribuye por todo el municipio pero que se aúna formando un recorrido o ruta única que expone realismo, abstracto, ilustraciones, geometrías y muchas otros estilos o técnicas que van más allá del espray y del famoso grafiti. Esta nueva iniciativa, que ha organizado el Ayuntamiento de la localidad con la colaboración de la asociación cultural La Compañía de Mario pretende completarse con señalética y paneles informativos así como un plano que ubique y ofrezca datos de todas las obras y de sus artistas.

El proyecto quiere ir más allá y organizar la visita de este Museo de Arte Urbano a través de una ruta en guagua que se pueda disfrutar en un sólo una hora y adaptarla a las nuevas tecnologías con códigos QR, una web interactiva y descargas de internet.

El festival fue presentado por la consejera de Cultura y portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, la concejal de Turismo de Los Alcázares, Maite Olmos, y el fundador y director del Área Plástica de La Compañía de Mario, Guillermo Arenas. Arroyo declaró que esta iniciativa de Los Alcázares «propone sacar el arte a la calle fomentando una cultura más abierta, accesible y participativa», y que además «contribuirá a crear nexos entre los artistas y los ciudadanos y a dar a conocer fuera de España la localidad de Los Alcázares y el Mar Menor; uno de los principales referentes turísticos que ahora se enriquecerá aún más combinando los paisajes, la playa y la gastronomía con la cultura».

Asimismo destacó «la cercanía de este festival que fomenta la educación artística entre los más jóvenes, acerca la cultura a través del arte urbano, propone un contacto directo entre artistas, vecinos y visitantes. De hecho, la comunidad local está implicada en las actividades, incluyendo a personas que no están relacionadas directamente con la cultura, como la Asociación de Amas de Casa de Los Alcázares, que realizará una intervención en la fachada del Ayuntamiento».

Por su parte, Maite Olmos ensalzó «la labor que realizan los integrantes del colectivo cultural que poco a poco van involucrando a más personas de diferentes edades». En este sentido, Guillermo Arenas explicó que «se da esta situación porque todos llevamos un artista dentro, solo hace falta encontrar el momento adecuado para sacarlo».

Siguiendo la filosofía del primer Festival de Arte Urbano Museo del Mar Menor de sacar el arte a la calle, el programa incluyó música en directo en las calles y plazas de Los Alcázares, así como otros espectáculos, intervenciones y variedades artísticas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos