La vía verde del Noroeste-Río Mula incorpora otros cuatro kilómetros

El nuevo tramo, entre la antigua casilla del Zurbano y El Niño, ha costado algo más de 300.000 euros

J. L. PIÑERO

La recuperación del trazado original de la Vía Verde del Noroeste a su paso por el municipio de Mula es ya un hecho. Las obras de adecuación y acondicionamiento han tenido un coste de 314.596 euros, sufragadas íntegramente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El nuevo espacio de cuatro kilómetros de longitud, entre la antigua casilla del Zurbano y la pedanía del Niño de Mula, será una realidad hoy después de casi ocho años de reivindicaciones, iniciativas vecinales, recogida de firmas y muestras de apoyos de todos los grupos políticos de las comarcas del Río Mula y Noroeste, de la Comunidad Autónoma y del Consorcio de las Vías Verdes.

El proyecto ha consistido en actuaciones de limpieza, pavimentación y perfilado de taludes, señalización, construcción de muros e instalación de hitos para delimitar los tramos. Aún faltan algunos detalles para terminar con el proyecto, pero ya es posible transitar por el tramo, que tiene unos 4 kilómetros.

Itinerario alternativo

Actualmente, la vía verde discurre por el municipio muleño por un itinerario alternativo por caminos de la huerta, lo que provoca más de alguna pérdida de los viandantes y usuarios de este corredor que desconocen la huerta. Este itinerario alternativo se realizó en 1993, debido a que el antiguo trazado de la Ribera de los Molinos, inexplicablemente, se dejó fuera del proyecto inicial.

Un segundo itinerario introducirá a los usuarios por el conjunto histórico de la ciudad de Mula. Esta actuación va a permitir disfrutar de uno de los parajes más interesantes de la zona. Además el Ayuntamiento tiene previsto abrir un segundo itinerario que pasaría desde la vía verde, en el Cruce del Curtis, por el centro del casco histórico, y enlazaría con la vía verde por el camino del Collado de Herrero.

El alcalde, Juan Jesús Moreno, mostró ayer su satisfacción y alegría, y subrayó que «ya por fin se hace realidad, después de ocho años, una reivindicación vecinal que permitirá recuperar el antiguo tramo ferroviario y ponerlo a disposición del turismo, uniendo la ciudad de Mula con su pedanía del Niño, por el emblemático paraje de la Ribera de Los Molinos».