Un ramal de la falla de Alhama concentra varios de los sismos

Aunque la más conocida de las fallas que cruza la Región sea la de Alhama de Murcia, es en un ramal de la misma donde se han concentrado varios de los pequeños seísmos registrados desde el pasado 27 de octubre. Según explica Emilio Carreño desde el Instituto Geográfico Nacional, «desde la falla de Alhama parte un ramal de unos diez kilómetros de longitud que acaba por debajo de Sierra Espuña». El citado ramal se denomina de El Amarguillo y su ubicación al este de la sierra que cobija la localidad coincide con la mayor concentración de temblores registrados.

De toda la serie el terremoto de más intensidad registrado en la Región (2,2 grados de intensidad en la escala Richter) tuvo lugar el 6 de noviembre en el término municipal de Aledo, muy cerca de Zarzadilla de Totana y La Paca. Sin embargo, y según los expertos del Instituto Geográfico Nacional, este sismo parece no estar relacionado con el resto de la actividad registrada en la zona de Alhama, sino con otro sistema de fallas. Fue este sistema el responsable de los terremotos de enero de 2005 y también del registrado en abril de 2013, con una intensidad de 3,7 grados y que llegó a sentirse en toda la Región.

 

Fotos

Vídeos