El mosquito tigre echa raíces en Murcia

Maqueta de un mosquito tigre en el departamento de Zoología de la UMU. / LA VERDAD

Se detectó por primera vez en la Región en 2010 y desde entonces la población de este insecto, transmisor de numerosas enfermedades, no ha dejado de crecer en su expansión por todo el litoral mediterráneo. 'La Verdad' ofrece varios consejos en un vídeo sobre cómo evitar que se reproduzca en las viviendas y sobre qué hacer ante una de sus temibles picaduras

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZMurcia

En las macetas situadas en la terraza de un noveno piso en pleno centro de Cartagena. En el agua acumulada en un tapón tirado junto a los aspersores de un parque en Murcia. En los restos de un cubo de la fregona olvidado en el patio de una casa en mitad de la huerta. Son algunos lugares donde los investigadores del departamento de Zoología y Antropología de la Universidad de Murcia (UMU), Francisco Collantes y Juan Antonio Delgado han encontrado larvas de mosquito tigre ('Aedes albopictus').

Este temido insecto necesita muy poco para reproducirse. La hembra es capaz de poner hasta 200 huevos en una semana en un espacio muy pequeño. Solo le hace falta tener tres cosas: Agua estancada, temperaturas por encima de los 28 grados y víctimas cerca a las que chuparle la sangre.

En contexto

Apareció por primera vez en la Región hace siete años. Lo hizo durante su colonización de todo el litoral Mediterráneo que inició en 2004 en Barcelona. Durante todos estos años su expansión en paralelo a la A-7 ha sido progresiva a bordo de coches que iban y venían por los municipios que atraviesa la autovía del Mediterráneo. Se calcula que cada verano 800.000 mosquitos tigres son transportados a modo de polizones en vehículos.

Cuando llegó a la Región en 2010 lo hizo para quedarse, atraído por unas temperaturas idílicas para su reproducción.

Según el profesor Collantes, este año ya se ha confirmado su presencia en varios municipios. «En Águilas, Mazarrón, Cartagena, Murcia, Alcantarilla, Torres de Cotillas, Molina de Segura y San Pedro del Pinatar hemos obtenido muestras positivas de larvas, y es muy probable que vayan a aparecer en las localidades de Bullas, Totana, Abanilla, Lorca, Librilla, Ceutí y Lorquí. Cuando una muestra resulta positiva, quiere decir que la población del mosquito tigre en ese lugar es relativamente alta», explica el investigador de la UMU.

Un mapa elaborado por la plataforma 'Mosquito Alert' con aportaciones de los ciudadanos confirma esa presencia este año en los municipios de la mitad sur de la Región.

Su ciclo reproductivo en la Región es más largo que en otras zonas debido al calor. Arranca en abril, los meses de julio, agosto y septiembre su presencia es más notable, y se prolonga hasta octubre cuando desaparece por el frio, «pero aquí al tener unos meses de otoño cálidos puede permanecer hasta noviembre».

La peligrosidad de esta especie invasora radica en la virulencia de su picadura además de que es un vector de transmisión de enfermedades como el zika, el dengue o el chikungunya.

'La Verdad' explica en un vídeo los consejos para evitar tener un criadero de mosquitos tigre en casa y qué hacer para protegerse de su picadura.

 

Fotos

Vídeos