El Colegio de Médicos descarta acciones legales contra la presidenta de los homeópatas

Ana María Gálvez. /LV
Ana María Gálvez. / LV

No aprecia intrusismo y concluye que cuenta con todos los permisos necesarios

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Colegio de Médicos no iniciará acciones legales contra la presidenta de la Sociedad Murciana de Homeopatía, Ana María Gálvez. La institución ha dado carpetazo a la denuncia presentada por la Asociación para Proteger al Enfermo de las Terapias Pseudocientíficas (Apetp), que acusaba a Gálvez de publicitarse con «titulaciones universitarias que no tiene», en referencia a una supuesta especialidad de Homeopatía, y de ofrecer todo tipo de pseudoterapias en su clínica sin las autorizaciones correspondientes.

Como ya informó 'La Verdad', la Apetp pidió el pasado mes de noviembre al Colegio que iniciase acciones legales ante la Fiscalía para la inhabilitación penal de la presidenta de los homeópatas murcianos, algo que la institución descarta por completo en una resolución firmada el pasado martes. El Colegio no aclara, sin embargo, si Ana María Gálvez incumplió o no el código dentológico al ofrecer en la web de Aula Vitae, un centro al que está vinculada, todo tipo de pseudoterapias catalogadas como tales por la Organización Médica Colegial. Fuentes colegiales aseguraron que, en este punto, «la resolución no es pública, según señalan los servicios jurídicos, por lo que no podemos informar de si se ha impuesto o no sanción».

En la parte que sí es pública, la resolución señala que Gálvez «no se atribuye titulación alguna oficial que no posea», y añade que «no se aprecia intrusismo». Además, se explica que «el establecimiento sanitario titularidad de la colegiada reúne todos los requisitos legales y administrativos de autorización y funcionamiento para la práctica de la Medicina General y de Familia, Psicología Clínica y Homeopatía».

La institución no aclara si Ana María Gálvez incumplió o no el código deontológico, algo que justifica porque «esa información no es pública»

La presidenta de la Sociedad Murciana de Homeopatía dispone de una clínica en el barrio de El Carmen, en Murcia. En el mismo lugar se encuentra un centro denominado Aula Vitae donde se ofrecen todo tipo de pseudoterapias, como flores de Bach y constelaciones familiares. En la web de Aula Vitae se señalaba que las constelaciones familiares son «una psicoterapia sistémica familiar que se basa en la afirmación de que siete de cada diez casos de problemas psicológicos, sea cual sea su naturaleza o tipología, tienen su origen en nuestra historia o relación familiar».

En esta página web se explicaba que estas pseudoterapias eran ofrecidas por «los profesionales que formamos el equipo de Gálvez Mirón». El Colegio señala, en este sentido, que «las sesiones de reiki y otras prácticas (constelaciones familiares, flores de Bach) son realizadas por otros profesionales no médicos» y no por la propia Ana María Gálvez, por lo que la institución «carece de competencias sobre sus actividades».

Reiki y constelaciones

La Apetp acusaba a la presidenta de los homeópatas de presentarse como «especialista en reiki», pero el Colegio no ha hallado evidencias al respecto. Gálvez ya negó, en declaraciones a 'La Verdad', que ella realizara personalmente estás técnicas. Lo que sí ofrece en su consulta, según recoge la resolución del Colegio, es terapia con biofotones para el tratamiento del dolor. La institución colegial ha encargado un informe a la Cátedra de Biofísica de la Facultad de Medicina antes de entrar a valorar su carácter pseudocientífico.

El Colegio recuerda que ya se ha pronunciado públicamente en contra de las pseudociencias y advierte de que «no tiene ni ha tenido constituida sección de Homeopatía alguna dentro de su estructura». Sin embargo, cedió su salón de actos el pasado mes de febrero para la celebración de la jornada anual de la Sociedad Murciana de Homeopatía, decisión que revocó tras la fuerte polémica generada después de que 'La Verdad' informase de estas charlas. Ana María Gálvez no quiso ayer hacer declaraciones.

La Apetp lamenta la decisión

Por su parte, la Apetp lamentó la decisión del Colegio de dar carpetazo a su denuncia, y advirtió de que acudirá a la Consejería de Salud y a la Dirección General de Consumo. «También reclamaremos los actos pertinentes a otros colegios profesionales de la Comunidad», alertó la asociación. «Una vez más, y como venimos denunciando, se patenta la vulnerabilidad a que se enfrentan las potenciales víctimas, así como el desamparo administrativo y legal a que es les aboca y sufren», añadió Apetp en un comunicado. Las diferentes administraciones e instituciones (Ministerio, consejerías, colegios profesionales) «se lanzan la pelota unos a otros obviando sus competencias legales y razón de ser, en una especie de circo en el que nadie asume su responsabilidad», denuncia. «Por nuestra parte -advirtió- no cesaremos en nuestro intento de visibilizar esta lacra y conseguir que sean las víctimas quienes denuncien a sus defraudadores».

«La impunidad con la que ejercen falsos terapeutas y sanitarios reprobables desvirtúa a la profesión sanitaria y denigra a toda la comunidad investigadora, atentando además contra la salud de los ciudadanos y su enfermedad. Somos conscientes de lo violento que puede resultar a un colegio profesional sancionar a uno de sus colegiados, pero no olvidemos que es su competencia legal y ética velar por las buenas prácticas de sus colegiados, así como vigilar el instrusismo», señaló Apetp. La asociación subraya, además, que desde 1996 «contamos con una normativa estatal que prohíbe y limita cualquier clase de publicidad o promoción de productos, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria», por lo que «serían perseguibles las prácticas inspiradas en el charlatanismo, sin base científica, que prometan a los enfermos curación o mejoría basándose en procedimientos ilusorios».

 

Fotos

Vídeos