«Vivir junto a las vías ha marcado mi vida»

Loli Sánchez reside desde hace treinta años junto al paso a nivel de Santiago el Mayor y cada día tiene que soportar ruidos, humo y temblores provocados por los 80 trenes que pasan a escasos metros de su casa