Vigilancia especial a 1.174 mayores para prevenir golpes de calor

El servicio municipal de Teleasistencia los llama cada día para recomendarles que se mantengan hidratados y refresquen sus viviendas

D. G. C. MURCIA.

«Beba usted mucha agua». Este es el consejo que más repiten cada día las operadoras del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria del Ayuntamiento de Murcia, que desde el pasado 1 de junio y hasta el 15 de septiembre mantiene abierto el plan de medidas frente a las temperaturas extremas, por el que un total de 1.174 personas mayores de la ciudad y las pedanías, que normalmente pasan el verano solos en sus viviendas, reciben una atención especial por parte de estos profesionales para asegurarse de que el calor no les juega una mala pasada.

La concejal de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo, Conchita Ruiz, visitó ayer este servicio municipal que, además de las teleoperadoras que llaman a diario a los ancianos vigilados para asegurarse de su bienestar a la vez que atienden las llamadas que estos realizan, cuenta también con unidades móviles que se desplazan por todo el municipio para atender las posibles incidencias, en colaboración con el Centro de Coordinación de Emergencias. En lo que lleva transcurrido de verano, se han llevado a cabo dos actuaciones importantes, una en el barrio del Carmen y otra en La Paz, con asistencias a personas mayores que sufrieron indisposiciones como consecuencia de las altas temperaturas de estas semanas. Una de estas personas requirió traslado a un centro hospitalario.

Conchita Ruiz precisó que el perfil del usuario que recibe una vigilancia especial es el de una mujer de 80 o más años que reside sola en su vivienda. A estas personas se les insiste en que se mantengan hidratadas «y beban agua aunque no tengan sed», que no salgan de casa en las horas de más intensidad del calor y que mantengan su hogar ventilado, con el aire acondicionado encendido el mayor tiempo posible.

2.000 llamadas diarias

Una de las trabajadoras de la central de atención telefónica, Marta Martínez, señaló que reciben unas 2.000 llamadas por día, muchas de personas que simplemente quieren hablar porque se encuentran solas. «A todas hay que atenderlas, nosotras siempre decimos que hacen muy bien en llamar cuando lo estimen necesario. Otras veces somos nosotras las que llamamos para felicitarles por su cumpleaños o recordarles una cita médica», indica.

Por otra parte, el servicio municipal de Teleasistencia cuenta con una sala de custodia de llaves de los domicilios de 700 usuarios, de acceso restringido, con el fin de poder utilizarlas en el caso de que sus moradores necesiten atención y no puedan abrir la puerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos