La vía verde aumentará su recorrido hasta Zeneta y traerá mejoras para siete pedanías

Recreación de la vía verde que recorrerá la Costera Sur de Murcia, a su paso por Los Ramos. / Ayto. de Murcia

La redacción del proyecto está en la última fase y las obras, por valor de 1,5 millones, se licitarán en septiembre

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La vía verde que recorre la Costera Sur de Murcia por el antiguo trazado del ferrocarril recibirá un espaldarazo durante la presente legislatura al aumentar su extensión en más de dos kilómetros hasta ocupar una superficie total de casi diez. Entre las pedanías de Los Dolores y Zeneta se abrirá paso un gran corredor natural que recorrerá también las localidades de San José de la Vega, Beniaján, Torreagüera, Los Ramos y Alquerías.

El proyecto, que se encuentra en la actualidad en la última fase de redacción, contempla la ejecución de una serie de mejoras para un entorno que aglutina una población de 53.000 habitantes. En la planificación de estos trabajos han realizado aportaciones las concejalías de Movilidad, Desarrollo Sostenible, Huerta y Pedanías. Durante la anterior legislatura vio la luz la primera fase del proyecto, con un itinerario superior a los siete kilómetros entre las pedanías de Los Dolores y Los Ramos. Ahora se ejecutará una segunda fase sobre una extensión de más de dos kilómetros, que acercará la vía verde hasta Zeneta.

Actuaciones previstas

Los Dolores
Se construirá un nuevo jardín al comienzo del puente de Tiñosa.
San José de la Vega
El camino de Los Pinos se unirá tanto con la senda verde como con la calle Mayor de la localidad.
Beniaján
Se recuperará la estación y también está proyectado un palmeral en el entorno que abarcará una extensión de 3.000 metros cuadrados.
Torreagüera
El apeadero será rehabilitado y se acondicionarán los espacios aledaños al mismo.
Los Ramos
Contará con una nueva pasarela peatonal y se rehabilitará la antigua estación del ferrocarril.
Alquerías
Habrá una bifurcación viaria desde Los Ramos.
Zeneta
Se acondicionará el entorno por el que llegará la vía verde

La previsión que maneja el equipo de gobierno es que las obras se liciten a primeros de septiembre y que la adjudicación de los trabajos se pueda realizar a finales de este 2019. El presupuesto previsto es de 1,5 millones y el plazo de ejecución de las actuaciones es de un año, por lo que el proyecto puede estar concluido para finales de 2020 ó primeros de 2021. En la segunda fase se habilitarán tres nuevos tramos.

El primero de ellos parte de Los Dolores y presentará una longitud de 450 metros entre el punto actual del Reguerón y hasta el puente de Tiñosa. Otro tramo, en concreto de 800 metros, se habilitará en Zeneta y abarcará desde la estación de Los Ramos hasta hacer efectiva la ocupación de los terrenos cedidos por Adif en dirección a Zeneta.

El último tramo de ampliación que se ejecutará será en Alquerías. Se trata del más extenso, porque tendrá lugar sobre un terreno de un kilómetro. Partirá desde la estación de Los Ramos hasta los terrenos cedidos por Adif en dirección a Alquerías. Dentro del proyecto también se recoge la recuperación de las estaciones de Beniaján, Torreagüera y Los Ramos. Están contempladas actuaciones de mejora en siete pedanías. Una de las más destacadas tendrá lugar en Beniaján con la ejecución de un nuevo palmeral que estará pegado a la estación y que ocupará una superficie de 3.000 metros cuadrados. En Los Dolores se construirá una nueva zona ajardinada al comienzo del puente de Tiñosa. Además, se dispondrá una nueva conexión rodada entre la zona norte y sur de la pedanía partiendo del puente. En San José de la Vega se unirá el camino de Los Pinos con la calle Mayor y se construirá una intersección para tráfico tanto rodado como peatonal. Por lo que se refiere a Alquerías y Zeneta, se ejecutará una bifurcación viaria desde Los Ramos. Precisamente en esta última población, al margen de los trabajos de rehabilitación que se llevarán a cabo en la estación, se levantará una nueva pasarela peatonal que contará con mobiliario urbano vanguardista y plantaciones vegetales.

Por su parte, en Torreagüera se rehabilitará el apeadero y se aprovechará para urbanizar todo el entorno. Otro de los rasgos significativos del proyecto será la apuesta por reforzar los espacios naturales a lo largo del recorrido de toda la vía verde. Durante la primera fase, se plantaron 2.200 árboles y entre los trabajos previstos en la segunda está la recuperación de 200.000 metros cuadrados de huerta. Todo el recorrido se articulará tomando como eje un paseo central por el que se podrá transitar a pie y en bicicleta. También habrá conexiones con la mota del río.