Vecinos de Santa María de Gracia denuncian que hay pulgas en un parque infantil

Algunas de las madres que todas las tardes se encuentran con sus hijos en la plaza, en la que aseguran que están los insectos . / vicente vicéns / agm
Algunas de las madres que todas las tardes se encuentran con sus hijos en la plaza, en la que aseguran que están los insectos . / vicente vicéns / agm

Algunos menores han sufrido picaduras de los insectos mientras jugaban en el jardín, que está situado en la plaza Triangular

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Un jardín que se encuentra en la plaza Triangular, en pleno corazón del barrio de Santa María de Gracia, se ha convertido en el foco de las críticas de los vecinos de la zona. El motivo no es otro que la presencia de insectos, pulgas entre ellos, en un parque para niños.

El problema no es nuevo. Algunos vecinos apuntan que «el problema está presente desde 2015». La existencia de arañas, pulgas y piojos tiene su punto de partida en el mal estado que presenta un árbol que se encuentra en la plaza y que se ha convertido en un foco de suciedad e insectos. La factura que los usuarios del parque aseguran que se están viendo en la obligación de pagar ante la falta de diligencia de las autoridades para darle una solución a este problema, ya que son muchos los menores que han sufrido picaduras. Algunos incluso han tenido que recibir tratamiento como consecuencia de los intensos picores que le ha producido en la piel el efecto de los insectos. Por las tardes, es habitual encontrar en este parque a una veintena de niños que juegan en la zona. El jardín cuenta con un tobogán y dos columpios y los alrededores se convierten en punto de encuentro de niños y padres. Desde hace tiempo, uno de los temas de conversación más recurrentes es el mal estado que presenta este árbol, que está junto a la valla de las zonas infantiles, «lo que implica que cerca de su perímetro siempre se encuentre algún niño jugando», recalca María Hernández, una de las vecinas del barrio que lleva bregando con esta situación desde hace años. Señala que «es incomprensible que todavía estemos así. Si el árbol no se puede recuperar, pues que se corte y lo eliminen, pero no tiene sentido que estemos exponiendo a picaduras de pulgas y piojos a nuestros hijos por estar en una zona que es un parque infantil».

Los padres han remitido varios escritos al Ayuntamiento para poner al tanto a la autoridad municipal de la situación que viven desde 2015, año en el que el deterioro del árbol que se ha convertido en foco de insectos fue evidente.

Los padres achacan la situación al mal estado que presenta desde 2015 un árbol de la zona. Los ciudadanos han remitido varios escritos al Ayuntamiento y han avisado al alcalde por redes sociales

En los documentos remitidos al Consistorio, a los que ha tenido acceso esta Redacción, muestran su «malestar» por el estado que presenta el jardín de la plaza Triangular. Recalcan la importancia de la zona, debido a que es el punto de encuentro en el que se realizan «convivencias vecinales entre pequeños y mayores». En concreto, los vecinos señalan en sus textos que «el árbol más alto, que se encuentra pegado a la valla, suelta todos los años una resina que cae sobre los columpios y los toboganes que se encuentran en el jardín, lugar en el que juegan los menores, provocando que se manchen la ropa y acaben llenos de suciedad».

Estado en el que quedó la espalda de un niño afectado.
Estado en el que quedó la espalda de un niño afectado. / LV

Entre mayo y septiembre

Según exponen los afectados, la situación se torna especialmente compleja entre los meses de mayo y septiembre. El motivo es que el mencionado árbol «suelta una plaga de insectos que provocan picaduras a los usuarios del parque. Es decir, a los niños». Ante esta situación, muchas familias han tomado la decisión de no volver a usar el jardín y con ello renunciar «a la plaza más céntrica que tiene nuestro barrio», expusieron los vecinos al Ayuntamiento. De los servicios municipales es de los que esperan una solución los afectados.

Solicitan que técnicos municipales sometan a análisis el árbol de la discordia para determinar de forma clara cuál es su estado y el trabajo que se podría realizar en él para que mejore su estado y deje de causar incomodidades. De igual manera, de persistir la existencia de plaga de insectos como pulgas, los vecinos piden en sus escritos «la tala del ejemplar para, de esta manera, atajar el problema de salud que está suponiendo para los niños que sufren picaduras». Los afectados también han recurrido a las redes sociales para dirigirse al alcalde, quien, desde sus perfiles oficiales, les asegura que «pasa el aviso al servicio correspondiente». En el departamento de Zoonosis municipal aseguran que han fumigado varias veces el árbol y adelantan que volverán a actuar para intentar solucionar el problema.

Temas

Murcia