Último acto para el comendador Bastida

Juan Bastida, durante su actuación en la Fundación Cajamurcia como 'Pitocrónico' del Entierro de la Sardina en 2010. / GUILLERMO CARRIÓN
Juan Bastida, durante su actuación en la Fundación Cajamurcia como 'Pitocrónico' del Entierro de la Sardina en 2010. / GUILLERMO CARRIÓN

Fallece el popular actor y cantante Juan Bastida, reconocido por su larga trayectoria sobre las tablas con diversos premios

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍAS

Se llamaba Juan Bastida Arce, pero en Murcia se pronunciaba don Gonzalo Ulloa, el comendador que en tantas veladas inolvidables interpretó en la representación del Tenorio, que en esta Región no es necesario tampoco aclarar que lo ofrece cada año su amada compañía Cecilio Pineda. Ayer falleció en Lorca en una residencia y resulta muy probable que abandonara esta tierra para comenzar en el firmamento el cuarto acto de su Tenorio, aquel que Zorrilla tituló 'El diablo a las puertas del cielo', pero con una salvedad: el que llegaba a esas puertas era, en igual medida, un demonio entrañable, por su desparpajo y gracejo, y un ángel, por su bondad.

La desaparición de Juan Bastida, de hecho, provocó ayer una auténtica oleada de reacciones en todas las redes sociales por parte de cientos de personas que conocieron a este murciano descrito en una entrevista por García Martínez como «cómico, tonadillero, cupletista, galán, payaso, cantante, actor dramático y 'chouman'». Todo eso era casi desde que nació en la pedanía de Beniaján en 1953. Allí fue distinguido hace unos meses como 'Chirigotero del Año'.

Después de cursar sus estudios en el Conservatorio de Música, completó su formación con la carrera de Arte Dramático, realizada también en la capital mientras formaba parte de diversos grupos de teatro, como El Molinillo o El Matadero. Juan llegaría a fundar como actor la compañía Tespis en 1984, bajo la dirección de Lorenzo Píriz-Carbonell.

Entre sus distinciones figura el ser 'Pitocrónico', pregonero de fiestas y Premio Romea 1985

Hombre de plática afable y desenfadada, a menudo dispuesto a escandalizar a cuantos lo oyeran aunque sin perder esa picardía que todo murciano atesora por nacencia, el actor disfrutó de giras por diversos países, entre ellos Estados Unidos. Más tarde cumpliría otros compromisos, entre los que destaca, a partir de 1989, su actuación en la obra del Tenorio. Y aún le restó tiempo para dirigir el programa 'La Gramola' en Onda Regional.

Un murciano querido

Juan Bastida disfrutó durante su vida del reconocimiento de los murcianos, lo que resultó evidente con las diversas distinciones que le otorgaron, entre ellas el nombramiento de 'Pitocrónico' del Entierro de la Sardina en el año 2010, sus pregones en el Carnaval de Cabezo, el Certamen Internacional de Tunas Costa Cálida o el del certamen teatral Romea 1985. A Bastida lo velan desde ayer en el tanatorio de Alquerías y su funeral tendrá lugar hoy, a las 17.30 horas, en Beniaján. Otro ilustre murciano que, con cierta e impropia discreción, hace mutis por el foro.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos