Tres de cada cuatro clientes de Emuasa pagarán el agua más barata desde enero

Tres de cada cuatro clientes de Emuasa pagarán el agua más barata desde enero
J. Ribes

El Consejo de Administración del próximo día 21 aprobará más tipos de tarifas solidarias, que llegarán a nuevos colectivos

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

El 75% de los 187.000 clientes de Emuasa, es decir, 130.000 familias del municipio, van a pagar el agua más barata a partir del próximo mes de enero. Esto significa que tres de cada cuatro abonados van a notar en su recibo una sensible bajada en los precios de agua y alcantarillado, que son los que dependen directamente de la empresa encargada del abastecimiento y el saneamiento en el municipio, ya que el recibo, que es bimestral -cada dos meses-, incluye otros conceptos como la tasa de basura, cuya gestión de cobro realiza Emuasa para el Ayuntamiento, además del canon de saneamiento y el inevitable IVA, actualmente en el 10%.

Esta rebaja es fruto de uno de los acuerdos adoptados el pasado mes de julio entre el grupo municipal Ciudadanos y el equipo de gobierno del PP, liderado por Ballesta, para que la formación naranja, al frente de la que se halla Mario Gómez en el Consistorio, diera su apoyo a las cuentas municipales.

El director gerente de Emuasa, José Albaladejo, ultima estos días las propuestas que va a llevar al Consejo de Administración, que se celebrará el próximo día 21, para que los representantes de los distintos grupos municipales, que suponen el 51% del accionariado de la parte pública de Emuasa (el 49% restante es de la empresa privada Hidrogea), den el visto bueno a una reducción que afectará a más colectivos, y no solamente a las personas en riesgo de exclusión social, aunque se mantendrán las tarifas sociales implantadas desde el año 2014.

Los comedores sociales, como el de Jesús Abandonado, pagarán el agua a mitad de precio

La campaña contra las fugas permitió ahorrar 800.000 euros a 2.000 clientes por averías

El Ayuntamiento está representado por concejales del PP -José Ballesta, José Guillén y Antonio Navarro-; PSOE -Enrique Ayuso-; Ciudadanos -Mario Gómez- y Cambiemos Murcia -Nacho Tornel-.

Precisamente, Emuasa fue pionera en 2012 en crear un fondo social como una modalidad de condonación de la deuda para aquellas familias que, previo informe de Servicios Sociales, no podían pagar la deuda acumulada, de manera que les quedaba condonada para que en el futuro pudieran pagar. Este tipo de fondo social no fue suficiente (porque tenía una cantidad limitada a 200.000 euros, inicialmente) y, en 2015, se implantó una tarifa plana de 5 euros al mes por vivienda, siempre y cuando las personas estuviesen empadronadas en el municipio y no superaran el consumo de 110 litros por habitante y día. Valga como referencia que la Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de 80 litros por habitante y día, por lo que el límite de Emuasa es bastante holgado.

«Estamos estudiando -indica Albaladejo- a qué sector de población dirigimos la rebaja para que el recibo sea lo más barato posible. Por eso, las tarifas que se apliquen a partir del próximo año serán las más sociales de toda España».

Este deseo compartido por el director gerente de Emuasa y la corporación parte con la desventaja «del precio al que se compra el agua al Taibilla, ya que, mientras que desde 1990 el IPC ha variado un 80%, el precio del Taibilla, al que compramos el agua desalada porque no hay del trasvase, se ha incrementado en un 376%».

2,24 euros el m3

Partiendo de los datos publicados por la asociación de consumidores Facua, en la que comparan el precio de 35 ciudades españolas, se observa cómo Murcia está a la cabeza, con 2,24 euros el metro cúbico (1.000 litros), frente a ciudades como Zaragoza, Pamplona, Castellón o San Sebastián. Hay que tener en cuenta la extensión del territorio. «Hay pedanías de Murcia como Valladolises, Cañada Hermosa, Gea y Truyols, Baños y Mendigo o Sucina -indica Albaladejo- que son más grandes que Santander. Para dar servicio a la población, la empresa cuenta con 4.082 kilómetros de colectores, con el consiguiente gasto en reparaciones y mantenimiento. Igualmente, la orografía obliga a numerosos bombeos, lo que también repercute en los costes del agua y que, unido a gastos de personal, amortizaciones e impuestos llevan a que Murcia tenga el agua más cara que otras ciudades como Granada, Alicante o Valencia».

A falta de que en los quince días que restan hasta el 21 de diciembre, fecha en que se celebrará el último Consejo de Administración de Emuasa del año, se concrete la reducción de las tarifas, lo que sí adelanta el director gerente, José Albaladejo, es que «van a ser muy sociales» y que, con carácter general, afectarán al 75% de los 187.000 abonados, es decir, a unos 130.000 clientes o, lo que es lo mismo, a tres de cada cuatro unidades familiares».

Para el año 2019 se mantendrá la tarifa plana de 5 euros de la que se benefician ya 3.400 familias en exclusión social. «Pero también hemos detectado familias que, sin llegar a la exclusión social, están muy cerca y vamos a estudiar su tarifa». Emuasa establece, además, una cuota a mitad de coste para los comedores sociales. Tiene contabilizados 16, entre ellos los de Jesús Abandonado, Cáritas, Hermanitas de los Pobres y otras ONG. Además, los pensionistas están exentos en el primer tramo de consumo y se ahorran el 50% sobre la tarifa general.

También se ha puesto en marcha la tarifa especial de fugas, que ha permitido a 2.000 clientes reducir 800.000 euros por fugas de agua ocasionadas por averías.

Más

 

Fotos

Vídeos