El fiscal pide 24 años de prisión a tres acusados de incendiar las obras del AVE en 2017

Imagen de los altercados que tuvieron lugar en las vías el día de autos./Vicente Vicéns / AGM
Imagen de los altercados que tuvieron lugar en las vías el día de autos. / Vicente Vicéns / AGM

El Ministerio público solicita para cada uno en su escrito de acusación tres años de cárcel por un presunto delito de órdenes públicos y otros cinco por un delito de daños mediante incendio, así como 133.750 euros de indemnización. Sus familias consideran que la actuación busca el «escarmiento»

PEDRO NAVARRO y RICARDO FERNÁNDEZ

Ocho años de cárcel para cada uno y 24 años en total. Eso es lo que la Fiscalía pide en su escrito de acusación para tres jóvenes vecinos de Murcia por su participación en los desórdenes y destrozos que tuvieron lugar en la zona de las vías, a la altura de Barriomar, en el marco de las protestas que se desarrollaron en 2017 para exigir la llegada soterrada del AVE a la ciudad. Eso es al menos lo que aseguran los familiares de los encausados a través de un escrito que han hecho público en redes sociales.

Dichos familiares recuerdan que los hechos en cuestión ocurrieron en la noche del 3 de octubre de dicho año, dentro de las movilizaciones iniciadas durante el día de la Romería de la Fuensanta del 12 de septiembre anterior. Asimismo, aseguran que dicho escrito recoge que, en aquellas circunstancias, los efectivos policiales «apenas podían contener a las más de dos mil personas allí concentradas».

«A partir de esa hora, de las personas concentradas, se significaron por su aptitud especialmente violenta, un grupo muy numerosos de jóvenes, no todos ellos identificados, ya que la mayoría llevaban la cara parcialmente cubierta para ocultar su identificación, pero si los acusados», prosigue la Fiscalía, según exponen los afectados.

Por tanto, consideran los familiares, «estos tres jóvenes no están siendo acusados por llevar a cabo especialmente graves o violentos , sino simplemente por su fácil identificación entre todos los que estaban allí concentrados», lo que, a su juicio, da a la actuación de la Fiscalía «un carácter ejemplarizante, de escarmiento y de criminalización de todo un movimiento ciudadano, que se fundamentó en concentraciones y manifestaciones pacíficas», a las que asistieron incluso «concejales que hoy se encuentran en el equipo de Gobierno municipal».

Los altercados concluyeron con el incendio de contenedores y neumáticos en dichas vías, el levantamiento de barricadas y el lanzamiento de vallas, vigas y pantallas de metracrilato de la vía provisional, que fueron quemadas, lo que según la Fiscalía, tal y como recogen los familiares de los acusados, ocasionó daños a Adif y Aldeasa (concesionaria de las obras) por valor de 133.750 euros, cuyo pago solicita el Ministerio público como responsabilidad civil solidaria. Además, el servicio ferroviario quedó interrumpido.

Asimismo, la Fiscalía solicita para cada uno de los tres encausados tres años de cárcel por un presunto delito de órdenes públicos y otros cinco por un delito de daños mediante incendio en las vías, lo que hace un total de ocho años de prisión.