Rebeca Pérez: «El transporte público es una debilidad»

La concejal de Movilidad Sostenible y Juventud, ayer, en la terraza de su despacho en el Moneo. / N. GARCÍA
La concejal de Movilidad Sostenible y Juventud, ayer, en la terraza de su despacho en el Moneo. / N. GARCÍA

«El tranvibús tiene las mismas ventajas que el tranvía, pero es mucho más económico; además, hemos solicitado ayuda a través de programas europeos», afirma la segundo teniente de alcalde y concejal de Movilidad Sostenible

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

«Me encantan mis competencias», afirma Rebeca Pérez López (El Esparragal, 1980) con una gran sonrisa mientras, en ropa informal, con vaqueros, camiseta de rayas y chaqueta azul marino, sale a la terraza de su despacho -en la tercera planta del edificio Moneo, con la Catedral de fondo- para la sesión de fotos. Deja el área de Infraestructuras, que llevó en la pasada legislatura, pero asume la Concejalía de Movilidad Sostenible, que abarcará transportes, tráfico y la Oficina Municipal de la Bicicleta. Conserva, además, el área de limpieza viaria y gestión de residuos urbanos, así como Juventud. Además de segundo teniente de alcalde, continuará como portavoz del Grupo Municipal del PP en este mandato corporativo. Y, por si fuera poco, coordinará la oficina técnica de los proyectos estratégicos de Ballesta por lo que, en la práctica, se convierte en la mano derecha del primer edil. Es también la concejal más joven del equipo de gobierno.

-¿Se ve como una superconcejal?

-Para nada. Nadie somos más que la suma de todos. Hay otros compañeros que llevan supercompetencias, como Mario Gómez, que asume Infraestructuras, o Eduardo Martínez-Oliva que, además de Gestión Económica, llevará Seguridad Ciudadana, que no solo es Policía Local, sino Bomberos y Protección Civil y, además, en un momento clave. O Marco Antonio Fernández, concejal de Pedanías, Barrios y Personal. Me siento muy a gusto con la distribución que ha hecho el alcalde, que no ha sido fácil porque si tenía una idea inicial, ha estado dando vueltas y variando a medida que iba avanzando la negociación con Ciudadanos porque tenían que entrar sus cuatro concejales en el equipo de gobierno.

«Vamos a bajar tarifas y a premiar a los que más utilicen el transporte público»

-¿Contenta con las nuevas competencias?

-Asumir nuevos retos te ilusiona y te completa. He tenido la suerte de tener competencias absolutamente motivadoras. Al alcalde, según me iba contando, yo le decía: «¡Me encanta esa área!» y él me contestaba «es que contigo es muy fácil acertar porque te gusta todo». Y la verdad es que estoy supercontenta.

-¿Hay alguna área que le haga especial ilusión asumir?

-Sin duda alguna, movilidad. Porque Murcia va a dar un salto importantísimo en materia de transporte público. Y este es un ámbito que tiene mucho margen de mejora. En estos momentos la movilidad es una debilidad y tiene muchas carencias en el municipio de Murcia. Hemos hecho un trabajo previo y el alcalde ya presentó en las elecciones el Plan de Movilidad Metropolitana. Tenemos ya clara cuál va a ser nuestra hoja de ruta.

-¿Y cuál es esa hoja de ruta?

-Si antes el modelo de transporte requería que fuera eficaz, rápido y seguro, ahora el perfil del usuario ha cambiado y las exigencias también. El transporte tiene que ser accesible, limpio, totalmente sostenible e incluso, de alguna manera, ayudar a la salud de las personas. Esos son los criterios que van a conseguir el nivel de excelencia. Desde hace meses estamos trabajando en el diseño de un plan de movilidad metropolitano que pretende no solo conectar pedanías sino también Murcia con otros municipios adyacentes porque hay murcianos que están trabajando en Molina, Alcantarilla o Santomera o, al revés, vienen a trabajar aquí. Es necesario vertebrar todo el municipio de Norte a Sur y de Este a Oeste. El Plan de Movilidad incluye dos líneas de tranvibús, una para unir Molina con El Palmar y otra entre Santomera y Alcantarilla. Además, se va a establecer un nuevo sistema de autobuses de altas prestaciones para mejorar frecuencias y horarios, que es fundamental porque no solo conectamos pedanías con el centro de la ciudad, sino con hospitales y universidades. Lo que queremos es mejorar la conectividad de las personas.

«Haremos una campaña de concienciación y se sancionará a los ciclistas infractores»

-¿Y por qué el Plan de Movilidad opta por el tranvibús en lugar de ampliar líneas de tranvía?

-Porque el tranvía es muchísimo más costoso y es una infraestructura más invasiva, por la catenaria. El tranvibús es un modelo con prestaciones prácticamente idénticas a un tranvía, gran capacidad, se entra simultáneamente por todas las puertas, también tiene sistema prepago, es totalmente accesible porque no necesita sacar plataforma como el autobús y, además, es sostenible porque será un sistema híbrido o eléctrico y mucho más económico. Hemos solicitado ayuda a través de programas europeos y con la gestión a través de contratas se podrá financiar sin problemas.

-¿En qué ha cambiado el perfil del usuario del transporte?

-Los jóvenes de entre 18 y 19 años antes tenían como prioridad sacarse el carné de conducir y ahora ya no. Apuestan más por la sostenibilidad. Antes no pensaban en moverse por la ciudad en bicicleta. Por eso hay que adaptar el modelo de transporte público al perfil de los nuevos usuarios.

-¿En qué otros aspectos cambiará el transporte público?

-Hace cuatro años habría sido imposible realizar los proyectos que tenemos ahora porque no teníamos las competencias. El Ayuntamiento asumirá en diciembre las líneas coordinadas con pedanías, que tenía la Comunidad Autónoma. Ahora será el momento de proponer un nuevo modelo que se ajuste a las necesidades y vertebre al municipio de forma equilibrada. Queremos conectar y mejorar las conexiones con Alcantarilla, Molina de Segura, Santomera y otros municipios limítrofes. Queremos bajar tarifas, unificar bonos y premiar a los usuarios que más lo utilicen, que lo usen de manera frecuente. Es la idea en la que vamos a empezar a trabajar ya.

-¿Por qué coordinará la Oficina Municipal de la Bicicleta?

-Se unifica la movilidad. Transporte y tráfico eran áreas que estaban separadas y el propio devenir de estos cuatro años recomienda que vayan en la misma concejalía. Hemos querido que el título de la concejalía sea Movilidad Sostenible y, sin duda, la Oficina Municipal de la Bicicleta tiene un protagonismo especial. El trabajo en el centro de la ciudad lo ha hecho mi compañero Antonio Navarro. El mallado de casi 20 kilómetros de carriles bici en el centro urbano era una apuesta arriesgada pero creo que una ciudad que mira al futuro tiene que apostar por la movilidad sostenible y lo que ahora vemos como algo invasivo estará normalizado en unos años.

-Los peatones se sienten inseguros ante la invasión de las bicicletas. ¿Qué va a hacer el Ayuntamiento al respecto?

-Ahora ya no hay excusas para que los usuarios de las bicicletas no utilicen los carriles especialmente habilitados. Me reuniré con mi compañero Eduardo Martínez-Oliva y con el servicio de polícia para impulsar una campaña de sensibilización y concienciación, y que sean conscientes de que están incumpliendo una ordenanza y se les podrá sancionar si no lo hacen. Creemos que es posible la convivencia tranquila entre unos y otros.

-¿Qué sanciones prevé la ordenanza municipal?

-Circular por la acera puede suponer una sanción de hasta 200 euros, según la ley de Tráfico y Seguridad Ciudadana. Además, si circulando por la vía especialmente habilitada para los ciclistas -carril bici- no respetan la señal de tráfico o normativa de conducción, pueden ser sancionados como si se tratase de un vehículo.

-¿Qué tienen previsto para ampliar las plazas de aparcamiento?

-Tenemos actualmente 8.000 plazas y queremos duplicarlas hasta llegar a 16.000, concretamente 2.000 en pedanías y 6.000 en el centro de la ciudad, a un precio que oscile entre los 3 y los 5 euros al día, como máximo.

-¿Considera que la Concejalía de Juventud es una 'maría'?

-No lo ha sido nunca. Es el área que me ha permitido estar en contacto permanente con personas. Para mí ha sido una oportunidad única para acercarme al colectivo juvenil y darme cuenta de que no solo somos el municipio que más porcentaje de jóvenes tiene de toda España, sino que tienen un talento, una creatividad y una capacidad de emprendimiento extraordinarios. Nuestro deseo era que los jóvenes que querían dar un salto tuvieran la ayuda de la Administracion más próxima, que es el Ayuntamiento. Y a eso nos hemos dedicado estos cuatro años. Queríamos que se sintiesen arropados y sintiesen ese apoyo, porque de la mano de ese emprendimiento y de ese talento iba también la empleabilidad. Por eso, hemos impulsado programas de capacitación y formación para darles más facilidad para incorporarse al mundo laboral. El CreaMurcia, por ejemplo, es un motor generador de empleo y les ha dado la oportunida de dar el salto a la primera línea del panorama artístico nacional o conseguir un trabajo en lo que más les gusta en su profesión, en el arte o en las distintas disciplinas artísticas.