Otro tramo del colector «paliará» las inundaciones en la zona norte a partir de octubre

Antonio Navarro, José Ballesta, Marco Antonio Fernández y varios responsables de Aguas de Murcia recorren las obras del colector de Espinardo. / Edu Botella / AGM
Antonio Navarro, José Ballesta, Marco Antonio Fernández y varios responsables de Aguas de Murcia recorren las obras del colector de Espinardo. / Edu Botella / AGM

El alcalde visita unas obras que «no suplen la necesidad» de acometer la totalidad del proyecto, «que compete al Ministerio»

Daniel Vidal
DANIEL VIDAL

Se mancharon ayer los zapatos de barro el alcalde de la capital, José Ballesta, y los concejales de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro; y de Pedanías, Participación y Descentralización, Marco Antonio Fernández, así como varios técnicos de Aguas de Murcia, durante la visita al colector de pluviales de la rambla del cementerio de Espinardo. Una infraestructura «estratégica» con la que el Ayuntamiento de Murcia pretende «paliar las inundaciones» que se producen de forma irremisible en la zona norte del municipio cuando caen algo más de cuatro gotas.

La puesta en funcionamiento del nuevo tramo, que discurre a lo largo de un kilómetro por debajo de la Costera Norte, y cuyas obras finalizarán «en quince días», según Ballesta, permitirá mejorar el drenaje y minimizar así el impacto de las riadas a partir del mes que viene en el entorno de Espinardo, El Puntal y los barrios de la zona norte, que suelen concentrar el mayor número de incidencias cuando se cierne una tromba de agua. Por eso, el Ayuntamiento ha decidido centrar los esfuerzos con una nueva actuación en esta gigantesca tubería, con capacidad para cerca de 20.000 metros cuadrados y que recogerá las aguas acumuladas en la rambla del cementerio de Espinardo para conducirlas a los pozos de Aguas de Murcia, organismo que ya ha ejecutado los conductos de vaciado de dicho colector en el saneamiento más próximo.

«Hemos priorizado las inversiones en infraestructuras hidráulicas en pedanías para agilizar la mejora de la red y optimizar su mantenimiento en periodos de lluvias», manifestó el alcalde, quien añadió que «esta obra ha supuesto una inversión superior a los 126.000 euros», dentro de los 1,4 millones dispuestos para este fin. Las obras que se están ejecutando frente al cementerio de Espinardo permitirán la captación de pluviales desde la rambla hasta el colector, que se instaló hace unos diez años coincidiendo con la construcción de la Costera Norte.

Los trabajos en este conducto, de un kilómetro de longitud bajo la Costera Norte, han costado 126.000 euros

La apertura de este nuevo tramo se suma a las obras que también ha ejecutado el Ayuntamiento en la zona de la rambla de Churra. Este tramo, de 445 metros bajo la Urbanización Metrovacesa, ya se encuentra en funcionamiento y actúa como tanque de tormentas. En total, algo más de un kilómetro y medio de infraestructuras contra las riadas estará operativo a partir del mes que viene.

La solución «definitiva»

Sin embargo, José Ballesta quiso dejar claro en la mañana de ayer que «tanto estas obras como las recogidas en el Plan de Inversiones de Aguas de Murcia son obras paliativas, trabajos que no suplen la necesidad de ejecutar el proyecto del gran colector de la zona norte», a lo largo de más de nueve kilómetros y por un coste total aproximado de 93 millones de euros. Una obra de «competencia estatal que Murcia necesita con urgencia y que permitirá solucionar este problema de forma definitiva», señaló el primer edil. Una solución final que el Ayuntamiento de Murcia, en manos del PP desde hace más de dos décadas, bien promete, bien reclama, con cada gota fría y cada calle convertida en río.

El Plan de Inversiones de Aguas de Murcia contempla doce actuaciones en barrios y pedanías, con renovación y ampliación de tuberías

En este sentido, el alcalde mantuvo la semana pasada una reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, quien se comprometió a la creación de una comisión técnica mixta entre ambas instituciones para la «salida a concurso de la obra del colector de la zona norte, ya que el proyecto ya ha sido concluido y entregado al Ministerio», apuntó Ballesta. La construcción de los nueve kilómetros del colector, según el primer edil, «están contemplados en los Presupuestos, por lo que lo deseable sería que el proyecto estuviera licitado antes de fin de año para que las obras comenzaran cuanto antes». Según el alcalde, el Consistorio «ha adelantado» por su cuenta estos trabajos que reclaman desde hace tanto tiempo los vecinos del municipio, pero que «competen al Estado», recordó.

Eso sí, el dinero que ha puesto encima de la mesa el Consistorio murciano para ejecutar estos trabajos no será reintegrado por el Gobierno de España cuando se concluyan las obras del gran colector, aclaró Ballesta con cierto gesto de resignación, aunque también de obligación.

Actuaciones

El Plan de Inversiones de Aguas de Murcia contempla doce intervenciones en El Puntal, Algezares, Zarandona, Churra, El Raal, Santa Cruz, Sangonera la Verde, Costera Norte, Miguel Indurain, avenida Juan Carlos I y Murcia centro. Entre las obras se incluye la mejora e interconexión de colectores, instalación de rejillas, mejora del sistema de bombeo en episodios de lluvias, adecuación del vaciado de interceptores, sustitución de imbornales, ejecución de aliviaderos y mejora del drenaje urbano. Asimismo, el Plan contempla la instalación de cerca de 1.000 metros de nuevas tuberías, ampliando la red de saneamiento con nuevos tramos, así como la renovación de algunos de los ya existentes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos