Los trabajos de laboratorio de los restos hallados en San Esteban se inician en mayo

La restauradora Rocío Pérez-Aguilera realiza, ayer, trabajos de consolidación en el 'funduk' o posada del yacimiento de San Esteban. / m. bueso
La restauradora Rocío Pérez-Aguilera realiza, ayer, trabajos de consolidación en el 'funduk' o posada del yacimiento de San Esteban. / m. bueso

Las excavaciones continuarán en septiembre y, hasta entonces, seguirá cubierto el yacimiento con geotextil para preservarlo de la lluvia

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

El equipo multidisciplinar de arqueólogos y restauradores, dirigidos por Jorge Eiroa, profesor de la Universidad de Murcia, cesará mañana temporalmente los trabajos de campo en el yacimiento andalusí de San Esteban para centrarse, desde mayo, en los análisis de laboratorio de los distintos materiales hallados desde que se inició la excavación a finales del pasado mes de noviembre. Así lo anunció el alcalde de Murcia, José Ballesta, a pie de yacimiento, junto al delegado del Gobierno, Francisco Jiménez; la consejera de Cultura y Turismo, Miriam Guardiola; el rector de la UMU, José Luján; y la concejal de Infraestructuras, Rebeca Pérez.

Desde diciembre, el yacimiento ha recibido casi 2.000 visitas, que se reanudarán después de las Fiestas de Primavera. Eiroa anunció que el 6 de mayo se celebrará en el Hemiciclo de la Facultad de Letras, en el campus de La Merced, el Seminario del Grupo de Investigación de Arqueología y Patrimonio del Mediterráneo Occidental titulado 'Arqueología de los arrabales andalusíes: el conjunto arqueológico de San Esteban en perspectiva'. La jornada, que comenzará a las 16.30 horas, contará con Alberto León, de la Universidad de Córdoba, María Haber y Ana Corraliza, de la UMU, y la directora del equipo de Restauración, Pilar Vallalta. En esta jornada, Jorge Eiroa, Ángel González y Alicia Hernández, de la Universidad de Murcia, darán a conocer los resultados preliminares de las excavaciones, si bien las conclusiones formarán parte de la memoria que entregarán al Ayuntamiento en junio.

De interés

Visitas guiadas
Se suspenden durante las fiestas pero se reanudarán en mayo y continuarán durante la primavera y el verano.
Excavaciones arqueológicas
Mañana se paralizan temporalmente, pero el convenio entre el Ayuntamiento y la UMU permitirá que se reanuden el 20 de septiembre, para continuar investigando en cotas más bajas.
Trabajos de laboratorio
Se prolongarán durante dos meses, hasta el 20 de junio, y englobarán distintos aspectos arqueológicos, antropológicos y de restauración. Se llevarán a cabo en la UMU, en la Politécnica de Cartagena y en la Universidad de Granada. Se realizarán análisis de Carbono 14 para intentar concretar la cronología de los huesos hallados en el cementerio (maqbara), así como un estudio de ADN mitocondrial para definir posibles relaciones de parentesco. También se llevará a cabo un análisis de isótopos estables sobre restos óseos para definir la dieta de quienes habitaron el arrabal.
Seminario 'Arqueología en los arrabales andalusíes'
El 6 de mayo, a las 16.30 horas, en el Hemiciclo de Letras, en el campus de la Merced. Intervendrá Alberto León, de la Universidad de Córdoba; María Haber, Ana Corraliza y Jorge Eiroa (UMU) y Pilar Vallalta.

También se han programado dos visitas al yacimiento para los equipos interesados en presentarse al concurso para la puesta en valor del yacimiento y la recuperación de la plaza de San Esteban para uso público. Las visitas están programadas para los días 6 y 20 de mayo. El pasado 3 de abril se publicó el concurso de proyectos, fruto del acuerdo entre el Gobierno de España, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento. Los equipos interesados tienen hasta el 5 de julio para presentar sus propuestas. Hay cuatro premios en metálico, por importe de 43.000 euros.

15 millones de presupuesto

El equipo que gane el primer premio no solo recibirá 24.200 euros, sino que se le encargará la redacción y ejecución del proyecto. El valor estimado para el contrato de estos servicios que prestará el ganador del concurso ascenderá a 1.198.000 euros. El plazo que tiene el ganador del concurso de proyectos para la redacción del mismo es de 8 meses. El presupuesto de ejecución material estimado por el Ministerio de Fomento para la inversión es de 15 millones de euros. El Estado aportará el 40% de la financiación, mientras que el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Murcia aportarán el 60% restantes a partes iguales. Una vez redactado el proyecto, el plazo de ejecución de la obra será de 18 meses desde el momento en el que se firme el acta de replanteo.

Los hallazgos realizados hasta ahora (una treintena de restos óseos en el cementerio islámico, piezas de cerámica y vidrio en el 'funduk' o posada...) llevaron al Ayuntamiento a prorrogar el convenio con la UMU para que, en septiembre, se reanuden los trabajos de arqueología en el yacimiento. Mientras tanto, los restos han sido cubiertos con grava y geotextil para evitar daños en caso de lluvia.

Análisis de Carbono 14 y ADN en los restos óseos

El yacimiento permanecerá abierto a visitas guiadas a lo largo de esta primavera y verano, pero las excavaciones se paralizan hasta el 20 de septiembre. Los trabajos encaran ahora una nueva fase, los análisis de laboratorio, según explicó ayer el profesor de la UMU y director de las obras, Jorge Eiroa.

Se realizarán análisis de Carbono 14 que permitirán concretar la cronología de los huesos hallados en el cementerio, así como un estudio de ADN mitocondrial para definir posibles relaciones de parentesco. También se llevará a cabo un análisis de isótopos estables sobre los restos óseos, para definir la dieta de los habitantes del arrabal. Estos y otros estudios serán decisivos para la puesta en valor definitiva del yacimiento y el futuro Centro de Interpretación.

Los trabajos se llevarán a cabo en los laboratorios de la Universidad de Murcia (UMU), en Ronda de Levante, en la Politécnica de Cartagena y en la Universidad de Granada. En cuanto a los restos óseos, se ha comprobado que están orientados hacia La Meca, «y debieron ser envueltos en sábanas, porque pies y rodillas están muy juntos», indica Eiroa.