Los trabajos de laboratorio de los restos hallados en San Esteban comenzarán en mayo

Una arqueóloga trabaja en el yacimiento andalusí de San Esteban./Martínez Bueso
Una arqueóloga trabaja en el yacimiento andalusí de San Esteban. / Martínez Bueso

Los arqueólogos han encontrado hasta ahora una treintena de restos óseos en el cementerio islámico, piezas de cerámica y vidrio en el 'funduk' o posada, entre otros

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

El equipo multidisciplinar de arqueólogos y restauradores, dirigidos por el profesor Jorge Eiroa, dejará los trabajos de campo en el yacimiento andalusí de San Esteban en Murcia para centrarse desde mayo en los análisis de laboratorio de los distintos materiales hallados desde que se inició la excavación a finales del pasado mes de noviembre. Así lo anunció el alcalde de Murcia, José Ballesta, a pie de yacimiento, junto al delegado del Gobierno, Francisco Jiménez; la consejera de Cultura y Turismo, Miriam Guardiola; el rector de la UMU, José Luján; y la concejal de Infraestructuras, Rebeca Pérez.

Desde el pasado diciembre, el yacimiento recibió más de 1.930 visitas, que se reanudarán después de las Fiestas de Primavera de Murcia. Eiroa anunció que el 6 de mayo se celebrará en el campus de La Merced una jornada técnica en la que intervendrán expertos y en la que se hará público un avance de la memoria que el equipo multidisciplinar tendrá concluido en junio.

También se programaron dos visitas al yacimiento para los equipos interesados en presentarse al concurso para la puesta en valor del yacimiento y la recuperación de la plaza para uso público. Las visitas están programadas para los días 6 y 20 de mayo. El proyecto salió a licitación el 3 de abril y los equipos interesados tienen casi tres meses, hasta el 5 de julio, para presentar sus propuestas. Hay cuatro premios en metálico, por importe de 43.000 euros.

El equipo que gane el primer premio no solo recibirá 24.200 euros, sino que se le encargará la redacción y ejecución del proyecto. El presupuesto, cofinanciado por las tres administraciones, es de 15 millones de euros. En cuanto a los trabajos de laboratorio, se llevarán a cabo en la UMU, en la UPCT y en la Universidad de Granada.

Los hallazgos realizados hasta ahora (una treintena de restos óseos en el cementerio islámico, piezas de cerámica y vidrio en el 'funduk' o posada...) llevaron al Ayuntamiento a prorrogar el convenio con la UMU para que en septiembre se reanuden los trabajos de arqueología en el yacimiento. Mientras tanto, los restos han sido cubiertos con grava y geotextil para evitar daños en caso de lluvia.