Las torres eléctricas de Los Rectores serán eliminadas el próximo año

Torres de media y alta tensión junto a la urbanización Los Rectores. / Vicente Vicéns / agm
Torres de media y alta tensión junto a la urbanización Los Rectores. / Vicente Vicéns / agm

Ya se han desviado las líneas de 132 kilovatios de El Palmar y se ha construido una nueva subestación en Ronda Sur para descargar la de Espinardo

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

La última Junta de Gobierno ejecutiva de la actual Corporación municipal adoptó ayer un acuerdo importante que satisfará la demanda de los vecinos de El Puntal y la urbanización de Los Rectores, con los que se reunieron días atrás los concejales de Urbanismo, Antonio Navarro y de Infraestructuras, Rebeca Pérez, y técnicos de Iberdrola para contarles las novedades. El equipo de José Ballesta aprobó ayer la cesión a la compañía eléctrica el uso de los terrenos de dominio público municipal sobre los que se han construido los centros de transformación previstos en el Proyecto de Urbanización de la Unidad de Actuación única del denominado Plan Parcial PI-Pn1 de El Puntal.

De esta forma se da un paso más para que el soterramiento de las torres de alta y media tensión situadas en Los Rectores comience el próximo año. En concreto, según explicó la concejal Rebeca Pérez, «a partir de los próximos meses, posiblemente en septiembre, comenzarán las obras y las fechas que barajamos para la finalización del soterramiento son entre finales de 2020 y principios de 2021.

Para llevar a cabo estos trabajos ha sido necesario de forma previa soterrar las líneas de 132 kilovatios a su paso por El Palmar y construir una nueva subestación eléctrica en Ronda Sur para dotar de potencia el municipio de Murcia y descargar la subestación de Espinardo. Ambas obras ya están finalizadas.

Actualmente se trabaja en la conexión de la nueva subestación de Ronda Sur hasta el centro de la ciudad, ya que sin estas nuevas líneas no se puede descargar eléctricamente la subestación de Espinardo y no se puede soterrar en Los Rectores y la Costera Norte. Una vez que finalicen estas obras se podrán soterrar las tres líneas de 132 kilovoltios, la de 66 kilovoltios y las doce líneas de 20 kilovoltios que se encuentran en esta zona de El Puntal.

Asfaltado en Barriomar

La Junta de Gobierno dio también luz verde al proyecto y pliego de condiciones para la contratación de las obras de pavimentación de aceras y calzada en distintas vías de Barriomar. Se realizarán las actuaciones precisas para mejorar la accesibilidad de las aceras y arreglar las calzadas deterioradas de la avenida Ciudad de Almería, Camino de El Hondo y Carril Torre de los Ibáñez. Igualmente trasladarán los contenedores situados bajo el puente de la autovía A-30 a otra zona más idónea con el fin de dar más espacio al peatón.

En la avenida Ciudad de Almería, vial que comunica Murcia con Alcantarilla y es la conexión de Barriomar con el Barrio del Carmen, se recuperará la acera inicial y se pavimentará con adoquín rojo. Los contenedores se trasladarán a la intersección de las calles Paloma y Gaviota, en la zona de aparcamientos de la calle Gaviota debajo del puente de la A-30. El precio máximo de licitación asciende a 228.113 euros y el plazo de ejecución es de tres meses.

En el Camino de El Hondo, desde su intersección con Ciudad de Almería hasta la Calle La Purísima, se va a proceder a asfaltar la calle. El tramo de acera se pavimentará con adoquín rojo mientras que el resto de la calle hasta la intersección con la calle La Purísima se ejecuta con un aglomerado impreso, convirtiendo la calle en una peatonal compatible.

Veinte años de reivindicación vecinal

Hasta que no lo vean, no lo creerán. Y es que los vecinos de las urbanizaciones de Los Rectores, Jardines de Auge y Parque Universidad, en El Puntal, llevan más de dos décadas pidiendo al Ayuntamiento y a Iberdrola que se soterren las torres de alta y media tensión. En febrero de 1999, el entonces teniente de alcalde de Vía Pública e Infraestructuras, Antonio Sánchez Carrillo, solicitó a Iberdrola el traslado de dos de las torretas eléctricas de alta tensión haciéndose eco de la petición de representantes vecinales de la zona que exigían el cambio de ubicación de las más próximas a sus viviendas. Los informes facilitados por los residentes señalaban que los campos electromagnéticos que generaban las torretas eléctricas superaban las recomendaciones aconsejadas por la Unión Europea. En 2002, los vecinos concibieron ciertas esperanzas después de que la Comunidad Autónoma, a través del entonces director general de Industria, Horacio Sánchez, anunciara que cualquier agrupación vecinal «podría solicitar la rectificación de las líneas de media y baja tensión que pasaran por encima de sus casas o por medio de las calles, así como el alejamiento de transformadores y postes eléctricos». La nueva fecha anunciada es entre finales de 2020 y principios de 2021.