El sistema que ofrecerá en tiempo real datos del estado de la ciudad de Murcia inicia la fase de prueba

Un agente supervisa uno de los monitores de la Sala de Tráfico de la Policía Local. / nacho garcía / agm
Un agente supervisa uno de los monitores de la Sala de Tráfico de la Policía Local. / nacho garcía / agm

La multinacional NEC entrega los soportes y los programas que servirán para recabar toda la información

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El sistema de cámaras 'inteligentes' que ofrecerá datos en tiempo real acerca del estado de la ciudad ha dado un paso importante esta semana con la recepción del material que servirá para obtener la información.

Entre el lunes y ayer el equipo de gobierno local ha recibido de parte de la multinacional NEC los soportes físicos y los programas que se usarán para la puesta en marcha de este servicio. La Concejalía de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración es la que se está encargando de la gestión de este proyecto. Por eso, su máximo responsable, José Guillén, recibió a mediodía de ayer en su despacho a personal de Duarte Fondo Business Developer, una de las ramas que existen en la firma NEC.

El encuentro sirvió para que se produjera una reunión que valió para comenzar a coordinar las actuaciones que se llevarán a cabo para la puesta en funcionamiento del proyecto. Con estos contactos arrancó la fase de prueba del sistema, ya que antes de proceder a la instalación de las cámaras por los diferentes puntos de la ciudad, es necesaria llevar a cabo una ingente tarea de supervisión y comprobación de que los programas y el material técnico que se van a emplear son los adecuados y capaces de responder a las necesidades que se pretenden cubrir.

La intención es que la red de cámaras 'inteligentes' entre en funcionamiento durante diciembre

El concejal José Guillén explicó ayer a 'La Verdad' que «para que se entienda de forma clara, esto es como un ordenador y ahora lo que hemos recibido es el hardware (material físico) y el software (programas). El siguiente paso es probarlo todo y comprobar su funcionabilidad». Los arquitectos municipales también se están involucrando en esta fase del proyecto. Su papel resulta indispensable para el replanteo de la instalación.

De igual manera, dentro del periodo de prueba, colaborarán de manera conjunta los técnicos de la oficina municipal 'Smart City' y los investigadores de la Universidad de Murcia que participan en el proyecto para la digitalización de la ciudad.

El proyecto lo usarán en el edificio de Abenarabi, en La Glorieta y en la Sala de Tráfico de la Policía Local

«Estas máquinas tendrán como cometidos principales la visualización de lo que pase en la ciudad para poder resolver problemas que se detecten», detalló José Guillén. En su opinión, su uso reportará aspectos positivos para «el tráfico, el comercio, la hostelería, el turismo y los vecinos en general porque, por ejemplo, uno de los objetivos es incrementar la seguridad».

Lo que se comenzará a probar es la aplicación de un sistema de inteligencia artificial que será capaz de recoger todo lo que suceda en los principales puntos de la ciudad. «Después será el turno para el análisis de todo el contenido que hayan captado los aparatos», detalló el edil Guillén. Las tres instalaciones desde las que se usará este proyecto serán el edificio municipal que se encuentra en la avenida Abenarabi, que albergará la sede del Centro Único de Seguimiento, conocido como CEUS, la sede del Ayuntamiento, en La Glorieta; y la Sala de Control de Tráfico que tiene la Policía Local en el cuartel del Infante.

La previsión del equipo de gobierno es que el sistema se pueda poner en marcha en diciembre, coincidiendo también con la puesta de largo de CEUS. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de 772.464 euros. Recibió el visto bueno de la Junta de Gobierno Local en la reunión que mantuvo el 4 de julio. Este mes de octubre comienzan las pruebas, que se intensificarán en noviembre para su estreno en diciembre. Del montante, 617.971 euros están financiados con fondos europeos Feder. Representan al 80% de toda la inversión. En total, se van a instalar treinta cámaras de última generación para «ampliar el área sensorizada de la ciudad», según apuntan desde la Concejalía de Desarrollo Urbano. El hecho de que desde el Ayuntamiento hayan confiado a la multinacional NEC el suministro del material necesario para la ejecución del proyecto obedece a que esta firma atesora una trayectoria muy amplia en el sector de la analítica de vídeo por medio de la instalación de sistemas de videovigilancia. Durante los dos últimos días se han celebrado varios encuentros de trabajo entre los técnicos de esta empresa y los del Consistorio con el fin de profundizar en la instalación y probatura del sistema. Su uso se complementará con la información que suministran 66 monitores que ya prestan servicio en diferentes zonas de la capital.

Un proyecto en el que participan todas las áreas de gobierno

El proyecto 'Smart City' cumple cuatro años de desarrollo desde que el 16 de octubre de 2015 recibiera el apoyo de la Junta de Gobierno. Se trata de un plan de actuación en el que participan todas las áreas de gobierno. Por ello, dentro de los encuentros que mantienen entre los distintos concejales para coordinar actuaciones ayer se citaron los ediles José Guillén y Juan Fernando Hernández. Este último es el responsable de Comercio y Vía Pública. Todos los departamentos se encuentran en contacto con el Sistema de Informática del Ayuntamiento para perfilas las tareas que puedan implementar desde cada ámbito para llevar a cabo la iniciativa de forma eficaz. El proyecto aspira a cambiar la manera de relacionarse entre los ciudadanos y el Consistorio. Cuando esté plenamente en marcha, actuará como un gran suministrador de datos e información de utilidad para los vecinos a la hora de realizar trámites municipales y acceder a servicios que resulten de interés, como el pago de tributos.