Miles de árboles vestirán la margen izquierda del río antes del verano

Lavandas, mirtos y madreselvas cubrirán la margen izquierda del tramo urbano del río, como muestra esta imagen de recreación virtual. / ayto murcia

El Ayuntamiento adjudica el contrato para los dos kilómetros entre Los Molinos y La Fica

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

Antes del verano será una realidad pasear por un entorno casi idílico en la margen izquierda del río Segura a su paso por la ciudad, desde Los Molinos del Río hasta La Fica. El proyecto, llevado a cabo por la Concejalía de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano, prevé la rehabilitación para uso recreativo de casi dos kilómetros, donde se plantarán en torno a 6.000 árboles, entre álamos, olmos, sauces y tarais, además de lavandas, lentiscos y madreselvas. Otros 4.000 ejemplares crecerán en la margen derecha del río, cuyo proyecto está en licitación.

La Junta de Gobierno adjudicó ayer las obras, que prevé la revegetación de los 1.950 metros de longitud de este nuevo sendero recreativo con una gran variedad de especies de distinto porte. Así, se prevé la plantación de arbolado en el lateral adyacente al muro. Las obras las realizará la unión temporal de empresas formada por Urdema SA y Pyco Proyectos Constructivos SL, con una inversión de 513.202 euros, y están cofinanciadas al 80% con fondos europeos Feder.

«La zona destinada a peatones -explica el concejal José Guillén- se adecuará con un pavimento de color ocre, que se sumará al carril bici ya existente. Ambas zonas quedarán enrasadas tanto por seguridad como para permitir la evacuación del agua de lluvia».

La zona destinada a peatones se adecuará con un pavimento de color ocre, diferenciada del carril para ciclistas

El plazo de ejecución es de cuatro meses, por lo que el edil adelantó a 'La Verdad' que estará a disposición de los murcianos para su disfrute y recreo «antes del próximo verano». A estos cuatro meses de plantación de arbolado y adecuación peatonal hay que sumar otros 12 meses adicionales «para el tratamiento de los taludes para erradicar las especies invasoras existentes, sobre todo cañas», apostilla Guillén.

Junto al muro lateral del encauzamiento se plantarán álamos, olmos y sauces.
Junto al muro lateral del encauzamiento se plantarán álamos, olmos y sauces. / ayto murcia

Durante los próximos meses se procederá a la revegetación de los 1.950 metros de longitud de este nuevo sendero recreativo, que contará con una gran variedad de especies de distinto porte. Está prevista la plantación de arbolado lateral adyacente al muro del encauzamiento (álamos, olmos y sauces), así como la plantación de especies arbustivas en toda la longitud (tarais, mirtos, lavandas, lentiscos...), dotando a todos los ejemplares de riego para su adecuado desarrollo.

Mayor seguridad

De forma intermitente, a lo largo del recorrido, se plantarán unidades de madreselvas y especies autóctonas y de ribera. Además, se prevé la adecuación sobre el talud de la mota para la total eliminación de las especies invasoras. Las obras incluyen también llevar a cabo una pavimentación especial de hormigón en la bajada de cada escalera para que los peatones que crucen el carril bici para acceder al paseo peatonal puedan hacerlo con mayor seguridad.

Este proyecto de adecuación de la margen izquierda se une al de las Terrazas del Río, en fase de licitación pública, que cuenta con un presupuesto de 3,7 millones de euros y un plazo de ejecución de un año.

Habrá una pavimentación de hormigón en la bajada de cada escalera.
Habrá una pavimentación de hormigón en la bajada de cada escalera. / ayto murcia

Por otra parte, el de adecuación de la margen derecha del río se licitará seguramente en la próxima Junta de Gobierno. Ahí está previsto plantar más de 4.000 árboles y arbustos. Uno de los proyectos más ambiciosos es el del paseo fluvial, que cuenta con una inversión de 3,5 millones de euros y un plazo de ejecución de nueve meses. La principal característica del paseo es que «volará» sobre el Segura, ya que se van a instalar unas placas prefabricadas, con una anchura de metro y medio, que se realizarán en un taller y colocarán sobre los petriles ya existentes, de forma que quedará diferenciada en altura la parte destinada a los viandantes de la zona por la que discurre el carril bici. El que ya está terminado es el de las Cuatro Piedras y el proyecto de la alameda del Malecón está a punto de finalizar y, de hecho, según adelantó José Guillén a 'La Verdad', «se abrirá en los próximos días».