La segunda fase de Alfonso X completará un eje peatonal equivalente a cinco campos de fútbol

Recreación virtual de lo que será el paseo Alfonso X de Murcia, con palmeras y jardines en forma de huerto, cuando concluyan las obras de peatonalización. / a. m.
Recreación virtual de lo que será el paseo Alfonso X de Murcia, con palmeras y jardines en forma de huerto, cuando concluyan las obras de peatonalización. / a. m.

El Ayuntamiento licita las obras del tramo entre Jaime I y la plaza Circular, que arrancarán en la tercera semana de septiembre

David Gómez
DAVID GÓMEZ

El Ayuntamiento ha sacado a licitación pública la segunda fase de la peatonalización de la avenida Alfonso X el Sabio, que afecta al tramo que va desde la intersección con la calle Jaime I hasta la plaza Circular. Los primeros trabajos en la zona se iniciarán en la tercera semana de septiembre, pues se quiere aprovechar la remodelación para acometer una profunda reforma de la red de saneamiento. La Concejalía de Infraestructuras, Obras y Servicios Públicos ha iniciado una campaña entre los vecinos para informarles del inminente comienzo de las actuaciones.

El pliego de condiciones de este segundo tramo, cuyas obras se ejecutarán de manera simultánea a las que quedan por hacer de la primera fase (que va desde la plaza de Santo Domingo hasta el colegio Jesús María), ya ha sido publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y en el perfil del contratante de la página web oficial del Consistorio murciano. Las empresas interesadas tienen hasta el 6 de septiembre para presentar sus solicitudes. El presupuesto de adjudicación asciende a 3.100.000 euros, pero se espera que la cuantía se reduzca cuando tenga lugar la adjudicación, pues el Ayuntamiento está registrando ahora mismo bajas de entre el 30% y el 40% del presupuesto inicial. La financiación corre a cargo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional 2014-2020. El plazo de ejecución es de diez meses.

Esta nueva intervención afecta a una superficie de 6.800 metros cuadrados, algo menor que la primera fase, que abarcaba 7.600. De esta manera, cuando la peatonalización de esta avenida también conocida popularmente como el 'tontódromo' esté completada -y la zona deje de ser una gran vía para convertirse en un paseo-, la ciudad de Murcia contará con un gran eje peatonal de 50.000 metros cuadrados, equivalente a cinco campos de fútbol, en el que los ciudadanos podrán ir paseando o en bicicleta desde la Glorieta de España hasta la Redonda, pasando por la plaza Belluga, Trapería, plaza de Santo Domingo y Alfonso X el Sabio, con una única interrupción en el cruce con la calle Jaime I El Conquistador, donde se mantiene el tráfico rodado.

Una inscripción a los pies de la escultura del rey sabio recordará la vinculación del monarca castellano con Murcia

Reconocimiento de matrículas

Que Alfonso X vaya a ser un avenida peatonal no significa, sin embargo, que haya una ausencia absoluta de vehículos. El proyecto contempla permitir el paso a residentes, a taxis, al transporte escolar y al servicio de reparto, aunque con un acceso muy restringido. Así, se colocarán señalizaciones verticales (pivotes) que solo se abrirán si previamente han identificado al conductor que quiere entrar y han comprobado que cumple las condiciones que autorizan la circulación, algo que se hará a través de cámaras de reconocimiento que serán controladas desde la Sala de Tráfico del Ayuntamiento de Murcia.

Por otro lado, en las calles perimetrales a la actuación (plaza Preciosa, Jaime I y Gutiérrez Mellado) se habilitarán las paradas de taxi, las zonas de carga y descarga y los contenedores de basura, que serán soterrados y estarán formados por fibra de vidrio con poliéster, con el objetivo de disminuir el impacto visual que producen los actuales. La memoria del proyecto refleja la sustitución de doce contenedores que hay actualmente en la calle Lepanto y en la plaza Circular.

Piedra del Cabezo Gordo

La peatonalización de este segundo tramo de Alfonso X se ejecutará siguiendo una solución de continuidad con la primera fase, de manera que se guardará la uniformidad en ambas etapas. Así, se va a emplear piedra caliza de mármol natural procedente del Cabezo Gordo para el pavimento, con diferentes formatos y texturas, mientras que en las zonas en las que esté permitida la circulación de coches «se aplicará un acabado superficial al corte de sierra con la finalidad de garantizar su durabilidad y resistencia frente al esfuerzo de los vehículos en su tránsito», dice el pliego de condiciones, que añade que los espacios destinados exclusivamente a los peatones y los que permiten el tráfico restringido estarán claramente separados por una pieza «con acabado superficial cepillado».

Los contenedores de la Redonda y la calle Lepanto se soterrarán para que no produzcan impacto visual

El pavimento de piedra se utilizará asimismo para el carril bici, que discurrirá por la calzada oeste, en ambos sentidos, y que incluirá unas inscripciones con el pictograma identificativo de la bicicleta. Habrá también continuidad con la primera fase del proyecto en lo que respecta a los elementos de jardinería -que se conciben como huertos-, en el arbolado que se plantará en la zona (palmeras y naranjos), así como en las farolas con tecnología LED y papeleras del modelo Fontana.

Recorrido por la historia

La peatonalización de Alfonso X ha tenido muy en cuenta, por deseo expreso del alcalde José Ballesta, la historia de la ciudad de Murcia. Así, durante todo el trayecto habrá elementos identificativos y paneles explicativos de la Murcia medieval, «constituyendo un recorrido pedagógico e histórico que narrará la trayectoria de personajes tan vinculados a la ciudad como el Rey Lobo (Ibn Mardanis), Jaime I El Conquistador y el propio rey sabio», dice la memoria del proyecto.

En esta segunda fase recién licitada se proyecta realizar inscripciones en el suelo con referencias al monarca castellano que más relación ha tenido con Murcia y a su principal obra literaria, las Cántigas de Santa María, junto a la escultura del rey que hay situada justo en la confluencia con la plaza Circular.

Al 65% de ejecución y con una parte ya en servicio

La primera etapa de la peatonalización de Alfonso X de Murcia está ejecutada en un 65%, según informó ayer la concejal de Infraestructuras, Obras y Servicios Públicos, Rebeca Pérez. De hecho, un lateral de este tramo, el que da al monasterio de Santa Clara la Real, está abierto al público desde el 14 de julio, día en el que lo inauguró el alcalde, José Ballesta. Pérez señaló que en agosto se están terminando obras en la otra acera, la que da al convento de Santa Ana, «para la correcta recogida de pluviales, el alumbrado público, el riego y el desvío de la baja tensión».

Además, aprovechando que hay mucho menos tráfico en la zona con motivo de las vacaciones de verano, para la próxima semana, concretamente el jueves y el viernes, se ha planteado realizar los cruces de servicios (agua, alumbrado, telecomunicaciones, pluviales y riego) hacia el tramo que forma la segunda fase, mientras que el lunes 20 de agosto comenzará la pavimentación del suelo entre la plaza de Santo Domingo y el convento de Santa Ana, detalló Rebeca Pérez.

La responsable municipal de Infraestructuras, Obras y Servicios Públicos añadió que «de esta primera fase queda un 48% de la pavimentación y el alumbrado público, así como la instalación de palmeras junto al café Moderno y los huertos frente al colegio Jesús María».

Más

 

Fotos

Vídeos