Seguimiento especial a los bares del Infante tras las quejas vecinales

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Una de las zonas de la ciudad que mayores quejas ciudadanas está generando en los últimos meses es el barrio del Infante, concretamente la calle Juan Ramón Jiménez, donde han proliferado una serie de locales que tienen a los residentes en un sinvivir. El problema se va a tratar en la reunión de la Junta de Distrito el próximo martes, según señala su presidente, Juan José Izquierdo, quien invita a los afectados a la misma para proponer soluciones entre todos.

El Ayuntamiento, por su parte, no es ajeno a las incidencias que se han producido en la zona. El concejal de Urbanismo, Antonio Navarro Corchón, señala que los responsables municipales se han reunido varias veces con los vecinos, y fruto de estos encuentros han sido una serie de actuaciones contra los seis locales que hay en la zona, produciéndose desde entonces la orden de cierre de algunos de ellos, por carecer de licencia, y la clausura de los equipos de música en otros, por incumplimiento de la normativa. «Los llevamos en solfa», señala el edil, quien señala asimismo que el Consistorio está inmerso en procesos judiciales contenciosos administrativos con los propietarios de algunos de estos establecimientos. «La Policía Local está llevando a cabo un seguimiento de este lugar, como ya se hizo en Pérez Casas», indicó el responsable municipal de Urbanismo.

Estas acciones no son suficientes para los vecinos, según el presidente de la Junta de Distrito, quien afirma que muchos locales recurren luego en los tribunales la orden de cierre o clausura de los equipos musicales y mantienen abiertas sus puertas. Juan José Izquierdo aboga por un cambio radical de filosofía respecto al ocio en la zona. «Desde la Junta vamos a pedir que se apueste por las terrazas y vamos a proponer que se instale una sala de lectura abierta 24 horas», indicó.