Santiago el Mayor asume que la clausura del paso a nivel durará más de lo previsto

Un vehículo se encuentra en la mañana de ayer con las vallas que indican el cierre del paso a nivel de Santiago el Mayor. / nacho garcía / agm
Un vehículo se encuentra en la mañana de ayer con las vallas que indican el cierre del paso a nivel de Santiago el Mayor. / nacho garcía / agm

Los vecinos instalarán un dispositivo electrónico para llevar el cálculo de los días que tendrán que utilizar la pasarela

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Un cercanías procedente de Alicante se acerca a Santiago el Mayor y las vallas del histórico paso a nivel se bajan de forma automática tras escucharse durante varios minutos las señales de alarma. Sin embargo, pese a que el sistema de seguridad Asfa permanece vigente, ya no hay nadie a quien prohibir el tránsito, pues el cruce que durante tanto tiempo ha permitido a los habitantes de este barrio del sur de la capital atravesar las vías del ferrocarril fue clausurado para vehículos y peatones a las 00.00 horas de ayer, festividad de San José. «Vivimos un día histórico», destacaba el portavoz de la Plataforma Pro Soterramiento, Joaquín Contreras.

El veterano cabecilla del movimiento vecinal, como otros tantos residentes en Santiago el Mayor, subió ayer por primera vez a la imponente pasarela peatonal, de siete metros de altura y 26,5 de longitud, que se ha habilitado para facilitar la movilidad de los vecinos hasta que concluyan las obras del soterramiento de las vías en la zona. Aunque la Delegación del Gobierno asegura que el puente elevado solo estará en funcionamiento ocho meses, los vecinos asumen que serán algunos más, hasta rozar el año, «porque la obra pública siempre suele retrasarse», apunta Contreras. La zona forma parte del recorrido de la Romería de la Fuensanta, que se celebra en septiembre, y difícil será que pueda pasar por allí la Patrona este año.

En cualquier caso, la Plataforma estará vigilante. En los próximos días se instalará en el balcón de una vecina un aparato electrónico que permitirá llevar la cuenta del número exacto de días que lleva cerrado el paso a nivel. «Si los plazos se alargan demasiado, exigiremos responsabilidades a quien nos ha prometido que el tiempo sería mínimo», advierte el portavoz. Esa persona no es otra que Diego Conesa, delegado del Gobierno y aspirante a ser presidente de la Comunidad Autónoma a partir de mayo.

La Plataforma Pro Soterramiento pedirá cuentas a Diego Conesa si el cierre se alarga

Atractivo turístico

A pesar de que ayer fue festivo, el trasiego de ciudadanos por la pasarela fue notable. Algunos vecinos la cruzaban para ir a comprar el pan, otros la incluían dentro de su itinerario deportivo (tiene 47 escalones a cada lado) mientras que muchos se subían por simple curiosidad, pues en estos primeros días se ha convertido en un atractivo turístico. Personas que iban en silla de ruedas pudieron acceder gracias a los cuatro ascensores instalados a ambos lados de la estructura. Desde arriba, se puede observar el avance de los trabajos del soterramiento. Y se puede comprobar que los operarios de Aldesa, la empresa adjudicataria, todavía les queda un buen tramo para alcanzar la estación de ferrocarril de El Carmen, pues las máquinas aún están por el puente de Ronda Sur.

La primera prueba seria llegará en el día de hoy, el primero laborable desde que se produjo el cierre del paso a nivel. La mayoría de los seiscientos alumnos que tiene el instituto de Secundaria Mariano Baquero Goyanes, próximo a las vías, tendrán que utilizar la pasarela a primera de esta mañana. Asimismo, aquellos ciudadanos que atravesaban el paso a nivel para desplazarse a sus respectivos centros de trabajo, bien a pie o en el coche, deberán emplear ahora rutas alternativas.

La infraestructura pasa hoy su primera gran prueba con la vuelta de los estudiantes al instituto

Desde ayer ya funcionaba también el servicio de transporte público gratuito que el Ayuntamiento de Murcia ha dispuesto para los meses que duren las obras del soterramiento en este barrio. Se trata de un vehículo de la flota de los 'coloraos', los que cubren los trayectos urbanos. En su parte delantera se indica claramente, con letras luminosas, que se trata de una lanzadera. Este autobús tendrá una frecuencia de treinta minutos, desde las siete de la mañana a las nueve y media de la noche, de lunes a sábado. Los domingos y festivos, de 8.00 a 21.00 horas. Se complementará con el Rayo 80, que sí costará dinero.

Tensiones vecinales

La apertura de la pasarela, no obstante, ha dejado un sabor agridulce entre los vecinos de Santiago el Mayor, generando tensiones en el barrio que son visibles en los carteles que cuelgan de algunos balcones de viviendas y en pintadas diseminadas por todo el entorno.

Durante el acto de cierre del paso a nivel, algunos vecinos pertenecientes al colectivo 'Ni ocho meses ni un día' protestaron ante las vías al grito de «vergüenza», acusando a Joaquín Contreras y a la Plataforma Pro Soterramiento de claudicar ante el Ejecutivo del PSOE. Contreras, por su parte, defiende que hasta el último minuto intentó que se habilitara un cruce para peatones a unos metros del paso a nivel clausurado ayer, pero recuerda que Adif lo rechazó por motivos de seguridad. El portavoz del colectivo vecinal considera que «ahora la pasarela es más digerible, puesto que por debajo de ella no pasará un tren de alta velocidad ni habrá una catenaria de 25.000 voltios de tensión, como era la intención del anterior Gobierno del Partido Popular».

Precisamente el mayor peligro que percibe Joaquín Contreras para el futuro del barrio es que el PP vuelva a gobernar España a partir del 28 de abril y retome el proyecto para que el AVE entre en superficie mientras se soterra. «Si lo hacen, nos tendrán enfrente», avisa.