Caballerizas reabre sus puertas con una muestra de González Moreno

La Sala Caballerizas, tras su nueva reforma./Vicente Vicens / AGM
La Sala Caballerizas, tras su nueva reforma. / Vicente Vicens / AGM

El espacio, ubicado junto a los Molinos del Río de Murcia y cerrado desde 2014, vuelve a utilizarse como sala expositiva tras su rehabilitación

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

Ocho esculturas realizadas en yeso por el escultor murciano Juan González Moreno han sido las elegidas para vestir la reapertura de la sala Caballerizas de Murcia, ubicada junto al Museo Hidráulico de los Molinos del Río. Cerrada en octubre de 2014 por motivos de seguridad -un derrumbe parcial obligó al Ayuntamiento de Murcia a clausurarla-, el espacio vuelve a estar abierto al público tras una rehabilitación «integral».

El alcalde, José Ballesta, y el concejal de Cultura, Jesús Pacheco, fueron los encargados de presentar ayer esta nueva sala que, dijo el primer edil, «se suma a la red de espacios expositivos con los que ya cuenta la ciudad». En el acto también estuvieron presentes el arquitecto encargado de las obras, José Carlos Robles, y la escultora lorquina Lola Arcas, quien ha cedido las piezas de González Moreno, «un escultor más que sobresaliente, a la altura de Salzillo», apuntó la artista, para su exposición; así como el director de la Real Academia de Bellas Artes de Murcia, Cristóbal Belda, quien celebró «la creación de nuevos espacios para la cultura» y aprovechó la ocasión para proponer al alcalde la realización anual de una exposición promovida por la Academia, como la organizada en otoño bajo el título 'Lustre y decoro de estos reynos' en la sala de La Glorieta, en alguno de los espacios municipales.

Las obras de recuperación se iniciaron en julio y en ellas se han invertido«más de 170.000 euros»

En cuanto a las actuaciones realizadas para la recuperación de Caballerizas, precisó Robles, se ha procedido a la reparación e impermeabilización de su cubierta, a la consolidación de sus muros, pilastras y arcos interiores, y, entre otras acciones, a la limpieza de su fachada. También se ha puesto en valor un paso -hoy sellado- que comunicaba esta sala, utilizada como cuadra, con el antiguo Parador del Rey, y que fue descubierto durante los trabajos de rehabilitación. Las obras comenzaron en julio y en ellas se han invertido, según expuso Pacheco, «más de 170.000 euros». El concejal calificó como «un lujo» la recuperación del espacio, considerado «uno de los edificios de arquitectura civil más interesantes del siglo XVIII que se conservan en Murcia». Con motivo de su reapertura, la sala acogió ayer tarde la actuación del dúo de violonchelo Millos.

En los tres últimos años, detalló Ballesta, las salas y museos municipales han registrado un incremento del 35% en su número de visitas. Para antes del verano, afirmó el alcalde, se espera que estén «listos» los pabellones 1 y 2 del Cuartel de Artillería.