La restauración fluvial se consolida como herramienta para minimizar el impacto del cambio climático

El río Segura a su paso por Murcia/Javier Carrión / AGM
El río Segura a su paso por Murcia / Javier Carrión / AGM

El secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, ha visitado hoy el III Congreso Ibérico de Restauración Fluvial RestauraRíos 2019, en Murcia

EFE

La restauración fluvial se constata como la mejor herramienta para minimizar los impactos del cambio climático, preservar los ríos que se encuentran en buen estado, recuperar aquellos que requieren mayor atención y dar respuesta a las necesidades de la sociedad.

Así lo ha asegurado hoy en Murcia el secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, en la apertura del III Congreso Ibérico de Restauración Fluvial RestauraRíos 2019, en el que científicos, técnicos y colectivos sociales abordan las necesidades de los ríos ibéricos en un contexto en que la mayoría de estos ecosistemas están amenazados por la acción humana.

Morán ha repasado las iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo en su 'Estrategia del agua para la transición ecológica' y las actuaciones previstas para el mantenimiento de las 135 reservas naturales fluviales de España, que engloban aquellos cauces y tramos de río que no han sido afectados por la acción humana.

Para el 5% de ríos españoles que no cumplen la normativa europea en cuanto a calidad y estado ecológico de sus cauces, el secretario de Estado ha asegurado que el Gobierno «va a dar un salto en la inversión en infraestructuras para pasar de las llamadas infraestructuras grises a las verdes».

En este ámbito, ha matizado que «las responsabilidades de las confederaciones hidrográficas van a ir creciendo para rescatar para el conjunto de la ciudadanía el disfrute de los ríos e integrar de manera adecuada los cauces en los propios territorios».

«Tendremos que ser todas las administraciones más rigurosas en relación con los usos que vamos a hacer de los ríos y, a poco que seamos capaces de colaborar, podremos rescatar espacios de calidad y de garantía de abastecimiento«, ha insistido.

Entre las prioridades del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), ha subrayado el secretario de Estado en funciones, «están la mejora de la calidad de los caudales ecológicos, la gestión integrada del territorio mediante infraestructuras verdes y la adaptación a los riesgos».

RestauraRíos 2019, organizado por el Consejo Ibérico de Restauración Fluvial (Ciref) y la Confederación Hidrográfica del Segura, abordará hasta el próximo viernes las necesidades de los ríos de la península Ibérica a través del debate y el intercambio de información entre profesionales, gestores, académicos y colectivos sociales.

«Si queremos territorios vivos, los ríos también tienen que estarlo, tienen que tener espacio y tienen que tener caudal», ha insistido Tony Herrera, presidente del Ciref, quien ha subrayado el papel de este congreso «como motor de esa carrera hacia la conexión de los pueblos de España».

Por su parte, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Mario Andrés Urrea, ha recordado que el «gran objetivo» de la planificación hidrológica en España fue «alcanzar el buen estado de todas sus masas de agua» y en este sentido, se ha avanzado, no sin dificultad, aunque «no está todo conseguido».

Urrea ha lamentado que la cuenca del Segura «está demasiadas veces en el punto de mira», pero presenta, al igual que otras, «sus luces y sus sombras», con presiones sobre sus ecosistemas o la presencia de especies exóticas invasoras, «una problemática común a la casi totalidad de los ríos».

El III Congreso Ibérico de Restauración Fluvial contará con más de un centenar de comunicaciones orales, entre ponencias y talleres, y la experiencia de nueve proyectos europeos de los programas Life e Interreg, algunos finalizados y otros en marcha, como Life Invasaqua, coordinado por la Universidad de Murcia y en el que participa la Agencia Efe.