La resolución de un recurso administrativo permite iniciar la segunda fase de Alfonso X

Operarios realizan las inscripciones en la zona donde estuvieron los palacios del Rey Lobo. / v. vicéns / agm
Operarios realizan las inscripciones en la zona donde estuvieron los palacios del Rey Lobo. / v. vicéns / agm

Esculturas del Rey Lobo y de Jaime I, así como inscripciones sobre el pavimento, convertirán este paseo en un recorrido por la historia

David Gómez
DAVID GÓMEZ

El proyecto para la peatonalización de la avenida Alfonso X sigue su curso tras acordar ayer la Mesa de Contratación requerir documentación a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Edifesa-Construcciones y Obras Llorente para poder adjudicarle las obras de la segunda fase de la iniciativa, que va desde Jaime I hasta la plaza Circular, afectando a una superficie de 8.217 metros cuadrados. Esta oferta, con un presupuesto de 2.198.542 euros y un plazo de ejecución de ocho meses, es la mejor valorada. La previsión es que los trabajos se inicien en enero.

Este trámite ha sido posible gracias a la desestimación de un recurso que presentó una empresa cuya propuesta había sido rechazada por la Mesa de Contratación ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales. Esto ha retrasado los planes previstos para la segunda fase, de la que ya se están ejecutando actuaciones para la renovación de la red de saneamiento.

En el nuevo tramo se mantendrá la accesibilidad rodada a vecinos, taxis, repartos, servicios públicos, recogidas de basuras y limpieza viaria. La segunda fase será muy similar a la primera, que ya está abierta al público, tanto en los materiales de obra utilizados como en la iluminación que se instalará.

Asimismo, habrá un carril bici segregado y señalizado, con doble sentido, que permitirá recorrer la totalidad del paseo. Por otra parte, en las calles perimetrales a la actuación (plaza Preciosa, Jaime I y Gutiérrez Mellado) se colocarán los contenedores de basura soterrados, las paradas de taxi y las zonas de carga y descarga, según detallaron fuentes del Ayuntamiento.

Este nuevo tramo completará una superficie peatonal que va desde el río Segura hasta la Circular.

Homenaje al pasado

Operarios municipales trabajaban ayer sobre el pavimento de la primera fase de Alfonso X, la que está abierta al público, para colocar unas inscripciones que hacen referencia a edificios que hubo en lo que hoy es la avenida, como los palacios del Rey Lobo en el siglo XII, los conventos de Santa Ana y Santa Clara, la acequia de la Aljufía, que atravesaba la zona, el desaparecido palacio de los Vélez y la muralla árabe.

Asimismo, está previsto colocar en el entorno de lo que fueron sus palacios una escultura del Rey Lobo, Ibn Mardasish, así como otra de Jaime I, el monarca aragonés que reconquistó Murcia, en la confluencia con la calle que lleva su nombre. Estos dos monumentos de personajes históricos se sumarán al que ya existe desde hace unos años, en la unión de la avenida con la plaza Circular, de Alfonso X El Sabio.

Temas

Murcia
 

Fotos

Vídeos