La residencia Obispo Azagra se queda sin médico al no sustituir el IMAS dos bajas

Desde el miércoles pasado, el centro solo cuenta con la atención del facultativo de guardia, encargado de cubrir las urgencias

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

La residencia de personas mayores Obispo Azagra lleva sin médico desde el pasado miércoles, fruto de la baja de los dos facultativos de la plantilla, que no han sido todavía sustituidos por el IMAS. Los cerca de 130 ancianos del centro estaban siendo atendidos por un único médico desde hace más de un mes. Ahora, tras la baja del segundo de los profesionales, ya no hay ningún facultativo a cargo de la asistencia sanitaria en la residencia, lo que ha generado quejas de algunos familiares, preocupados por la situación.

A preguntas de 'La Verdad', la Consejería de Familia e Igualdad se comprometió ayer a buscar un sustituto «en pocos días», pero sin precisar fechas. De momento, la atención ha quedado en manos de los médicos de guardia del IMAS, que cubren las urgencias de varias residencias en horario de tarde y los fines de semana. Está previsto que esta mañana acuda «la doctora de otra residencia a visitar a los mayores», explicaron fuentes de Familia.

Estas fuentes aseguran que se solicitó la sustitución del primero de los facultativos «al día siguiente» de que se produjese la baja, a principios de marzo. Sin embargo, la plaza a cubrir es de Medicina Comunitaria, «y no hay médicos con esta especialidad» en la bolsa de empleo, por lo que «se ha pedido ayuda al SEF». En cuanto a la segunda baja, que se produjo el miércoles pasado, «se espera cubrirla en breve, ya que su especialidad es Medicina General», lo que facilita la búsqueda.

La falta de sustituciones en el IMAS ya ha generado polémicas en otras ocasiones. En el verano de 2016, varios médicos denunciaron en una carta que algunas residencias se quedaban sin más médico que el de guardia durante el periodo vacacional.

Temas

Imas, Murcia