Rehabilitan las fachadas de tres edificios del centro histórico de Murcia

Así luce la fachada del edificio de la calle González Adalid en la que han trabajado los técnicos. AGM/ A. DURÁN /
Así luce la fachada del edificio de la calle González Adalid en la que han trabajado los técnicos. AGM / A. DURÁN /

Los inmuebles se encuentran en las calles González Adalid, Pintor Villacís y Sagasta

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Tres de los edificios del centro histórico de Murcia han recibido una mejora integral en sus fachadas. Las actuaciones se han encuadrado dentro del plan de restauración y rehabilitación con el que el equipo de gobierno pretende realizar trabajos en inmuebles que presenten un alto valor artístico o arquitectónico.

En concreto, los operarios han renovado la cara del edificio que se encuentra en el número 6 de la calle González Adalid. Han hecho lo mismo con el que está en el número 2 de la vía Pintor Villacís y también han actuado en el edificio del número 27 de la calle Sagasta junto al número 1 de la calle Bendame.

Todos estos inmuebles forman parte del casco urbano más castizo de la ciudad y se encuentran protegidos por el Plan Especial del Conjunto Histórico Artístico de Murcia (Pecha). En total, el equipo municipal ha destinado más de 100.000 euros en rehabilitar las fachadas. El montante más alto ha ido a parar al inmueble de la calle González Adalid, con 54.000 euros. Al edificio de la calle Pintor Villacís se han destinado 23.000 euros y al que se encuentra en la calle Sagasta, 25.000.

Los operarios han sustituido elementos estructurales y renovado los revestimientos

Los trabajos que han desarrollado los operarios han sido muy similares en todos los inmuebles. Por ejemplo, se han mejorado los cerramientos exteriores y reforzado los revestimientos de la cubierta de las fachadas. También se ha actuado sobre las consolidaciones y se ha apuntalado la envolvente de los edificios. Las sustituciones de elementos estructurales han sido otra de las tareas presentes durante las obras.

«Pretendemos contribuir a que los edificios de la ciudad que tienen más interés histórico, artístico y arquitectónico estén lo mejor posible y, así, se mejore el patrimonio de Murcia», explicó ayer a 'La Verdad' el concejal de Desarrollo Sostenible, Antonio Navarro.

Su departamento es el que ha impulsado el plan para actuar sobre las fachadas de inmuebles que atesoren un valor especial. El documento plantea realizar trabajos en edificios de titularidad civil y uso privado. También incluye la rehabilitación exterior de inmuebles religiosos y mejoras en edificios de equipamientos de uso colectivo. Uno de sus puntos más importantes es que impulsará la rehabilitación estructural de inmuebles que tengan la catalogación de Bien de Interés Cultural en sus dos primeros grados.

Subvención municipal

Este plan recibió el respaldo de la Junta de Gobierno Local el 14 de diciembre de 2018. Los trabajos en los edificios de las calles González Adalid, Pintor Villacís y Sagasta fueron de los primeros en aprobarse. Inicialmente, el equipo de gobierno subvencionaba la mitad del gasto derivado de la realización de los trabajos, pero, posteriormente, aumentó las ayudas hasta el 75% del total.

El Ayuntamiento abona esa cantidad una vez que las obras están finalizadas y los técnicos municipales comprueban que el fin de los trabajos está conseguido. El resto del gasto corre a cuenta de los propietarios de cada inmueble.

Una de las modificaciones introducidas en el plan elimina el requisito de que el edificio objeto de subvención esté total o parcialmente deshabitado en más de 40%.

Los técnicos tomaron esta determinación para que no se quedaran fuera del alcance del proyecto inmuebles que tuvieran una gran relevancia desde el punto de vista patrimonial o cultural. Una comisión técnica es la encargada de evaluar las solicitudes recibidas y acordar los edificios que reúnen el interés suficiente como para rehabilitarlos.

Once proyectos esperan la aprobación de la Concejalía

Al margen de los trabajos en los edificios de las calles González Adalid, Sagasta y Pintor Villacís, el plan municipal de fachadas también ha trabajado sobre otros inmuebles. Uno de ellos ha sido la iglesia del Carmen de Murcia, donde su portada recibió una mejora integral. También se ha trabajado en pedanías como Sucina y en la zona de Torreguil. De igual manera, el edil Antonio Navarro recuerda que «se han rehabilitado las fachadas de varias ermitas que se encuentran en la zona de la huerta».

En la actualidad, el proyecto sigue vivo y recibe solicitudes para actuar de forma recurrente. Ahora mismo, hay once peticiones que se encuentran a expensas de que los técnicos de la Concejalía de Desarrollo Sostenible acuerden las actuaciones que se deben llevar a cabo. Los interesados tienen que elaborar una propuesta, trasladarla al equipo de gobierno y presentar la preceptiva licencia. Si reciben el visto bueno, tienen vía libre para hacer la rehabilitación. Pueden concurrir a la solicitud de las subvenciones previstas los titulares de edificios que estén o no catalogados. También los que se ubiquen en el recinto histórico artístico de la ciudad. El Pecha es el documento oficial que delimita este espacio en el municipio.

Los inmuebles que están dentro del catálogo de edificios y elementos protegidos pueden optar igualmente a las ayudas. Lo mismo sucede con los edificios de equipamiento colectivo y las fachadas de edificaciones tradicionales de la huerta con independencia del uso que estén recibiendo siempre y cuando tengan una antigüedad que supere los cien años desde su construcción.

Temas

Murcia