El recibo del agua de los murcianos bajará entre el 2% y el 3%

El alcalde, José Ballesta, y el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Mario Gómez, durante la aprobación de los presupuestos de 2018/Ayuntamiento de Murcia
El alcalde, José Ballesta, y el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Mario Gómez, durante la aprobación de los presupuestos de 2018 / Ayuntamiento de Murcia

Dentro de los nuevos presupuestos también se encuentran recuperar el servicio de buhobús, inversiones en carriles bici y convocar toda la oferta pública antes de que acabe el año, entre otros

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

El recibo del agua de los vecinos del municipio de Murcia bajará entre el 2% y el 3% tras la firma del acuerdo para los presupuestos de 2018 rubricada el martes por la mañana por el alcalde, José Ballesta, y el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Mario Gómez. El primer edil destacó la «extensión, la profundidad y la transparencia» del acuerdo que consta de 34 puntos en 11 parcelas.

En el área de Transporte y Movilidad Urbana, está previsto solicitar a la Comunidad Autónoma la cesión de competencias de los servicios de autobuses de pedanías y la creación de una Entidad Municipal del Transporte. Asimismo se consignarán sendas partidas económicas para recuperar el servicio de buhobús, crear una red de aparcamientos disuasorios y llevar a cabo un plan de inversiones en carriles bici. Se va a promover el uso del vehículo eléctrico con subvención a los taxistas.

La rebaja de impuestos es uno de los puntos que repercutirá, de manera moderada, en el bolsillo de los contribuyentes murcianos. Al próximo Consejo de Administración de Emuasa irá la propuesta de reducir la tarifa de agua entre el 2% y el 3%, así como la eliminación de la tarifa por verter al alcantarillado. En otro orden de cosas, el impulso a la estrategia smart city estará dotado con 3 millones de euros y la activación de la administración electrónica con un millón de euros. En Infraestructuras, se prevé destinar 550.000 euros al plan de inversiones en viviendas; 570.000 a proyectos de accesibilidad universal.

En materia de Derechos Sociales, se incluye la reserva de contratos para empresas de inserción, centros especiales de empleo y entidades de economía social. Respecto al área de Educación habrá una nueva partida para la renovación de los libros de textos en las biblliotecas municipales y suministro de material audiovisual, además de poner en marcha un plan de sombraje en colegios y zonas de juegos. En el área de Empleo Público, se acuerda convocar toda la oferta pública antes de que acabe 2018, con prioridad a las de Policía Local. En cuanto a Pedanías, se dotará al servicio de Descentralización del personal necesario para dar mejor servicio a los vecinos y se ejecutará un plan de inversiones en pedanías, que incluirá obras de alumbrado, aceras, jardiens y el Mirador de El Puntal.

El acuerdo incluye una de las demandas de Ciudadanos desde que comenzó la legislatura, el inventario del patrimonio municipal de suelo. En cuanto al rigor presupuestario, se acuerda la disolución y rendición de cuentas de las fundaciones en las que participa el Ayuntamiento, la finalización del plan estratégico de subvenciones y la optimización de los proyectos de inversión que pueden ser financiados con ingresos corrientes. En el área de Personal, se acuerda el pago de productividad a los empleados públicos del Ayuntamiento y crear nuevas plazas para el servicio de intervención.

El alcalde Ballesta indicó que «son unos presupuestos en los que se miró por el interés general y el bienestar común más que por intereses partidistas o electoralistas». El portavoz de Ciudadanos, Mario Gómez, señaló que «no son los prepuestos que hubiésemos propuesto pero sí ayudarán a transformar la gestion municipal para inclinarla hacia la mejora de los servicios del ciudadano»