La Policía Local de Murcia se planta ante la escasez de efectivos y exige una mejora de condiciones

Una pareja de agentes de la Policía Local, ayer, en la calle Trapería. / ALFONSO DURÁN / AGM
Una pareja de agentes de la Policía Local, ayer, en la calle Trapería. / ALFONSO DURÁN / AGM

Los sindicatos con representación en el Ayuntamiento tildan de «insostenible» la situación actual que soportan los agentes

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La Policía Local atraviesa en la actualidad un momento delicado. El detonante que ha elevado la tensión en el seno del Cuerpo tiene que ver principalmente con la escasez de efectivos que arrastra la plantilla durante los últimos años.

SIME, CC OO, Somos, CSIF y UGT, todos ellos sindicatos con representación en el Ayuntamiento, denunciaron ayer la situación por la que atraviesan los agentes y tildaron de «insostenible» el día a día al que tienen que hacer frente los policías. La merma en la plantilla, matizan, se ha producido «paulatinamente. Ha sido un goteo constante durante los últimos tiempos hasta perder 200 agentes».

La cifra

103
efectivos ha perdido la plantilla de la Policía Local de Murcia durante el presente ejercicio y el anterior, después de que causaran bajan 15 agentes en el año 2018 y otros 88 durante este 2019. En la actualidad, el Cuerpo tiene 502 trabajadores y aspira a contar con 700 en 2023.

Las organizaciones sindicales achacan a «la falta de previsión» del Consistorio parte de la problemática porque «amortizó en su momento 80 plazas pensando que no le iban a hacer falta y se equivocó». En el equipo de gobierno asumen que van a tener por delante un año «complicado» por la falta de efectivos de la Policía Local. «Somos plenamente conscientes del problema», trasladaron ayer a 'La Verdad' desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana. En este organismo sitúan la génesis del problema en la aprobación en 2018 de un Real Decreto que habilitaba a los policías locales para poder alcanzar la jubilación al cumplir los 60 años si necesidad de llegar a los 65 y «con una pérdida mínima en el sueldo final». Esto provocó, según sostienen desde el Ayuntamiento, que se materializaran «muchas jubilaciones en poco tiempo y ya se partía de tener una plantilla de trabajadores que estaba justa».

En la actualidad, el plantel de la Policía Local cuenta con 502 agentes. El alcalde, José Ballesta, contrajo, durante el desarrollo de la última campaña electoral por los comicios que tuvieron lugar en mayo, el compromiso de que durante la actual legislatura el Cuerpo la acabaría con 700 efectivos, cifra que en el equipo de gobierno avanzan que se alcanzará para el año 2023.

Consecuencias negativas

La carencia de trabajadores se está dejando notar en varios frentes. Los sindicatos denuncian que «en muchas ocasiones sale a patrullar un solo policía y eso le limita mucho la actuación porque, muchas veces, no puede hacer nada más que dar información», explica a esta Redacción José Juan González, responsable de Policía Local en el sindicato UGT.

Las pedanías son territorios en los que más se evidencia la escasez de efectivos. Existen cuarteles en nueve poblaciones «pero se prestan servicios de dotación en cuatro», precisa. Esto significa que en algunos turnos se rebaja la dotación de personal y la unidad de una pedanía tiene que ofrecer servicio en otra cercana con la pérdida de rapidez de respuesta que se deriva de esta situación.

Para hacer frente a esta tesitura, desde el Consistorio habilitaron una bolsa de horas extraordinarias en virtud de la cual se permite a los trabajadores que lo deseen la realización de jornadas ampliadas a cambio de percibir un complemento en su salario. Los agentes sociales denuncian que esta situación perjudica la conciliación con la vida familiar de los agentes y critican que la medida se adoptó sin que la precediera ningún diálogo ni fuera un acuerdo que naciera fruto del consenso. En el equipo de gobierno recuerdan, por su parte, que la aprobación de la jornada de trabajo semanal para la Policía Local de 35 horas también está afectando. Además, precisan que la situación de Murcia no es exclusiva de la capital regional sino que se extiende a otros territorios como Cartagena o Alicante. En Alguazas, por ejemplo, representantes del sindicato CSIF en el Ayuntamiento denunciaron ayer que el Cuerpo se encuentra en cuadro al contar con quince agentes, lo que provocará que durante las fiestas del Carmen solo vaya a prestar servicio sólo un agente por turno.

Más valorados

Los sindicatos consideran que ha llegado el momento para «mejorar nuestras condiciones laborales». Afirman que las suyas son peores de las que gozan otras policías que trabajan en grandes ciudades como Lorca. Los agentes pronostican que la situación puede empeorar de cara a la celebración de la Feria de Septiembre porque el complemento de refuerzo de jornada para la prestación de servicios se está agotando. En la reunión de la Junta de Gobierno Local celebrada el 4 de julio se aprobó dar de alta a diverso personal de la Policía Local para trabajar durante 150 horas.

En el Ayuntamiento señalan que una vieja aspiración de los agentes es alcanzar el nivel 22 en la escala de trabajadores de la Administración porque ello llevaría aparejado un incremento salarial. En la actualidad la Policía se encuentra en el nivel 18. «Lo que sucede es que eso puede provocar un efecto dominó», apuntan desde la Concejalía.

El segundo proceso selectivo, que servirá para adjudicar 80 plazas, comenzará en septiembre

El proceso que se debe completar para lograr una plaza de policía local es largo y complejo. «Cuando el Ayuntamiento necesita cubrir una plaza de auxiliar administrativo, contrata a alguien y ya está, pero para ser policía se deben aprobar unas oposiciones y eso lleva su tiempo», aclaraban ayer desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana. Además, una vez que el aspirante ha completado con éxito todas las pruebas selectivas, debe completar un periodo de formación en la Academia y completar un tiempo de prácticas. «En total, se invierte más de medio año», apuntan desde los sindicatos. En la actualidad el Consistorio tiene en marcha un proceso de oposición para adjudicar 56 plazas. Se han realizado las dos primeras pruebas y la tercera tendrá lugar durante el presente mes de julio, «pero estos agentes no se incorporarán hasta el verano de 2020», advierte José Juan González. Otro proceso selectivo, que supondrá la incorporación de 80 trabajadores a la Policía Local, celebrará su primera prueba en septiembre después de que el plazo para la formalización de inscripciones se cerrara el pasado 30 de junio. Por lo tanto, serán 136 los nuevos agentes que se incorporen cuando concluyan este par de oposiciones. Los sindicatos denuncian que las actuales ofertas de empleo «están casi en caducidad porque la ley obliga a que se tengan que resolver en un plazo no superior a los tres años y está a punto de expirar». El viernes 19 se reunirá la Mesa General de Negociación.