El Plan de Asfaltado actúa en 225 calles e invierte 1,2 millones

A. GÓMEZ

Con la intención de atender necesidades existentes en calles de barrios y pedanías, desde la Concejalía de Infraestructuras y Obras se impulsó la puesta en marcha del Plan de Asfaltado.

Hasta la fecha, el proyecto ha actuado en 225 calles de pedanías y para ello ha acometido una inversión superior a los 1,2 millones. El plan ha trabajado sobre una superficie de 323.000 metros cuadrados. Algunas de las actuaciones que ha desarrollado el Ayuntamiento las ha llevado a cabo en Llano de Brujas, donde asfaltó la vereda de la Cruz, que presenta una extensión superior a los 900 metros.

Otras poblaciones como El Raal, Nonduermas, Santa Cruz, Barqueros, Sangonera la Seca y Javalí Nuevo también recibieron mejoras.

Contrato de mantenimiento

Para completar los trabajos del Plan de Asfaltado, desde el Consistorio se cuenta también con el contrato de mantenimiento, conservación y reparación de aceras y áreas peatonales. Su objetivo es el de atender desperfectos de menor envergadura que surjan en la vía pública.

Este contrato ha realizado 623 reparaciones en viales, 2.402 trabajos de pavimentación en varios puntos y 2.902 intervenciones en pivotes.

El Ayuntamiento quiere involucrar a los ciudadanos en la detección de zonas en las que se deben realizar trabajos. Al margen del servicio de inspección municipal, los vecinos se pueden poner en contacto directamente con el Consistorio a través de la aplicación móvil 'Tu Murcia' y dar aviso de la actuación que se debe realizar.

Además de los trabajos que se han llevado a cabo en las pedanías, en barrios de Murcia el Plan de Asfaltado está trabajando en la actualidad en 71 calles. Lo hace sobre una superficie superior a los 25.000 metros cuadrados. Estos trabajos suponen una inversión que se encuentra por encima de los 681.000 euros. Algunas de las tareas que se están ejecutando en distritos de la capital regional han sido reparación de viales, trabajos de pintura en superficie y de pavimentación de calles.

Con este plan, se pretende eliminar los baches, los desgastes y deformaciones del firme, así como hacer arreglos que pongan fin a los problemas de seguridad vial que estaban presentes en muchos puntos. Los trabajos se prolongarán.