Pillado 'in fraganti' en un 'rififi' en Espinardo

El detenido accedió a una nave industrial realizando un agujero en el techo

LA VERDADMURCIA

La Policía Nacional ha detenido a un varón, de nacionalidad española y 36 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en una nave industrial del polígono de Espinardo. El arresto, que se produjo a las cuatro de la mañana del pasado miércoles, se llevó a cabo durante una inspección en el establecimiento después de que saltara la alarma de la empresa, que activó a los efectivos de la brigada provincial de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional.

Una vez en el lugar y según un comunicado emitido ayer por la Policía, los agentes lograron escuchar, entre los ruidos que emitía la alarma, un fuerte golpe en el interior de la nave. Fue entonces cuando saltaron el vallado del recinto para realizar un recorrido por el perímetro exterior, y evitar así la huida de un posible ladrón, o varios.

Tras la llegada del propietario de la nave, los agentes pudieron acceder a su interior. Fue entonces cuando observaron en el techo un agujero de grandes dimensiones. El detenido había accedido a la nave por el método del 'rififi' -descolgándose desde el techo- y había causado daños en las cámaras y sensores de seguridad.

Fue durante la inspección policial al interior de la nave cuando, agazapado tras unas taquillas, los agentes encontraron al sospechoso escondido y procedieron, de forma inmediata, a su inmovilización y arresto. El detenido fue trasladado a dependencias policiales y ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Menos robos con fuerza

En lo que va de año, la Región ha registrado un total de 3.146 denuncias por robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otro tipo de instalaciones, según dio el último balance de criminalidad que el Ministerio de Interior publicó el pasado miércoles. De ellos, 2.505 se han producido en viviendas y el resto en establecimientos, como este último de Espinardo. Las cifras suponen un descenso con respecto al mismo semestre del año anterior. En total, se han denunciado un 3,3% menos robos con fuerza, que han pasado de las 3.254 a los 3.146 ya citados.