Las pedanías alzan la voz ante los continuos retrasos para hacer arreglos en sus carreteras

Estado irregular que presenta el firme en Murcia, en la Senda de Granada. / Javier Carrión / AGM
Estado irregular que presenta el firme en Murcia, en la Senda de Granada. / Javier Carrión / AGM

Las juntas de Patiño, Beniaján, Alquerías, Los Dolores y Puente Tocinos critican que ha pasado otra legislatura sin que se hayan producido avances

ALBERTO GÓMEZ MURCIA.

El sentir generalizado en muchas pedanías de Murcia es el de que la actual legislatura ha pasado sin que sus principales demandas hayan sido atendidas a tiempo.

En el capítulo de infraestructuras, el estado que presentan las carreteras, caminos, calles, carriles y vías es el principal caballo de batalla. Estas tareas concentran la mayor parte de las quejas de los vecinos que llegan a las juntas municipales.

Por eso, los pedáneos no dudan en liberar partidas para hacer trabajos como parcheos, asfaltar, eliminar baches o mejorar el firme de muchas zonas. «Lo más urgente siempre procuramos hacerlo nosotros sin necesidad de esperar a nadie. Lo hacemos nosotros porque los pedáneos somos los que estamos en contacto más directo con los vecinos», explicó a 'La Verdad' el alcalde de la localidad murciana de Cabezo de Torres, Francisco Viudes.

En esta población lamentan que la legislatura va camino de expirar sin que se haya hecho frente a las necesidades que presenta la avenida Alto Atalayas. Se trata de la carretera RM-A4. Es de titularidad regional y conecta el casco urbano de la localidad con los cuatro colegios y el instituto del Cabezo.

La vía une El Puntal con El Raal y estuvo muy castigada por el paso de camiones antes de que estuviera en marcha la Costera Norte. Desde la junta municipal pidieron la cesión de titularidad para poder intervenir ante las acuciantes necesidades de mejoras en firme y señalización que presenta.

«Por medio de un acuerdo de pleno de la junta reclamamos que se hicieran en la carretera trabajos de asfaltado, pero ha pasado la legislatura y no se ha hecho nada», detalla Viudes, quien también apunta que los vecinos piden arreglos para la rambla del Carmen y la avenida Juan XXIII. Son dos vías que van paralelas de norte a sur hacia Zarandona y «también necesitan mejoras».

Más

Calle Mayor

En Puente Tocinos, por su parte, denuncian que una reivindicación histórica como el arreglo de su calle Mayor ha caído en el olvido.

«La Dirección General de Carreteras anunció antes de las elecciones municipales de 2015 que la iba a arreglar, pero lo cierto es que lleva 20 años sin asfaltarse y tiene baches por todas partes. No es segura para la circulación de algunos vehículos», explica el pedáneo Enrique Carrillo. Este asunto concita gran parte de las quejas vecinales. En el primer pleno de la actual legislatura, los vocales de la junta municipal aprobaron una moción instando al Ayuntamiento a que, a su vez, urgiera al Gobierno regional a que trabajara en la vía, pero la medida no surtió efecto.

«Hemos escrito al alcalde, al concejal de Pedanías y se llegó a plantear presentar una enmienda a la totalidad del presupuesto autonómico de 2018 por no recoger una partida para hacer trabajos en la calle», recuerda Enrique Carrillo.

En Los Dolores, la junta municipal está a la espera de que la Oficina Técnica de la Administración le autorice para trabajar en el carril del Nicolás, cuyos trámites se aprobaron en pleno hace más de un año.

En esta pedanía, los arreglos en el carril de los Flores llevan más de un año pendientes y lo mismo sucede con las mejoras en la calle Poniente. El proyecto está aprobado desde enero. Su actuación se incluyó en el Plan de Infraestructuras en Pedanías (PIPE), pero no ha habido avances. Donde sí los habrá es en la calle Mayor. Los trabajos de asfaltado en una superficie de 2,3 kilómetros los hará la empresa Pavasal con un presupuesto de 232.000 euros.

Los Dolores también está a expensas de que se hagan trabajos de asfaltado en el carril Bartolejos.

En el caso de Beniaján, los vecinos piden que se actúe en las calles Federico Guirao, Francisco Salzillo e Instituto y también en la vereda Barca de Salazar, así como en los caminos de Los Serranos y de Los Veras. «En la Concejalía de Infraestructuras son conscientes de las necesidades», apunta Francisco Hernández, el pedáneo de la localidad.

En Patiño, piden que se termine de asfaltar la carretera de la Fuensanta y se pongan pasos de cebra y semáforos; y, en Alquerías, exigen que se asfalten los caminos de Los Narcisos y el Reguerón y varias calles del barrio del Pilar. Vecinos de Murcia también piden que se asfalte la Senda de Granada.

Temas

Murcia